"La vida me enseñó que a veces no es posible seguir agarrado a las cosas hasta que duelan las manos, hay que saber soltar a tiempo, antes que el dolor sea caro para las manos y las cosas." Sammy Szusterman (1951-) argentino, arquitecto y amigo

jueves, 31 de diciembre de 2009

dos mil nueve y ...diez

dos mil nueve, fraude, oscuro, mágico, crisis, a los tumbos, sin rumbos, nuevos rumbos.

dios, dioses, sin dioses, creaciones, evoluciones, revoluciones, frustraciones, esperanzas, renacimientos, resiliencias, insolencias, tendencias, apariencias, conciencias, incoherencias.

fin de año, año moribundo, muertes incomprensibles, comprensiones falaces, falsos amores, amores por venir, porvenires ensoñados, sueños que se avecinan, vecinos que se descubren, descubiertas células madre, madres abandonantes, abandonos egoístas, egoísmos indecentes, decentes repudiados, repudiemos la infamia, sin fama nada, nadan en la abundancia, abundancia de pocos, pocos definen mucho, muchos caminos, caminantes sin norte, nortes en nuestro sur, surcos divergentes, gentes divertidas, diversificar la pobreza, pobres mal rentados, rentas evaporadas, vapores contaminantes, minas antipersonales, personas creadoras, creaciones sin desperdicio, desperdiciar talento, lentos los cambios, cambiar sin hacerlo, hechos dolorosos, dolores de parto, partir sin destino, destinos consentidos, sentidos de la vida, vidas apagadas, apagad el año, años renacidos, nace otro círculo.



circulos sin fin, feliz año.

viernes, 11 de diciembre de 2009

no quiero seguir desapareciendo

Ultima imagen de la familia Pomar con vida. Tomada por las cámaras del puesto de control del peaje de Villa Espil en la ruta nacional n° 7 camino a Pergamino el 14 de noviembre de 2009

una tragedia sin fin?
Nada como el presente drama confirma la hondura de la tragedia argentina, transformando un profundo dolor familiar en otra nueva y renacida marea de indignación colectiva.

Desidias reiteradas, ineficacias consentidas, indolencias acrecentadas, corrupciones toleradas, confianzas esquilmadas, manipulaciones camufladas, mediatismos sin horizontes.
Mentiras como verdades.

Un cruel flechazo que atraviesa al poder político, a sus fuerzas de seguridad, a sus agencias de infraestructura, a los medios de comunicación. La armada brancaleone de la corrección política en alianza permanente.
Pero también nos atraviesa a nosotros, la sociedad civil.

en la argentina del bicentenario ...... una familia desaparece misteriosamente durante veinticuatro días. Un matrimonio jóven, dos niñas menores de seis y tres años, su perrito y un automóvil.
Iban de viaje de la localidad bonaerense de José Mármol hasta la ciudad de Pergamino, de visita a sus familiares directos. Un recorrido de aproximadamente 254 km, que debería durar unas tres horas y media.
Jamás llegaron.

Hoy todos sabemos que murieron en un absurdo accidente automovilístico.
Sólo que fueron encontrados veinticuatro días después del mismo!!!

Para mis amigos extranjeros es bueno informarles que no se desvanecieron en un solitario paraje de la patagonia, en un desolado camino perdido e intransitable, en medio de la selva del impenetrable chaqueño, en un oculto pueblo de frontera o en la inmensidad ventosa y nevada de la cordillera andina, sino en el mismísimo centro geográfico de la provincia de Buenos Aires, la más poblada, transitada, pujante, desigual, convulsiva y rica provincia argentina, a tan sólo 245 km de la ciudad autónoma de Buenos Aires, la capital federal del país.

Sólo quisiera transmitirles el impacto y la conmoción nacional que el hecho ha generado. Sólo hay que parar unos segundos e imaginar cuatro personas, una familia completa con perro, equipaje y automóvil desaparecidos en una ruta de Zaragoza a Valencia, de Santiago de Chile a Valparaíso, de Colonia a Montevideo, de México DF a León, de Caracas a San Felipe, de Lima a Huancayo, de Springfield a Nueva York o en camino entre Bogotá y Manizales, durante veinticuatro días!!!

crónicas perdidas
Tras una razonable espera, en una noche cerrada y lluviosa y luego de haber recibido un mensaje de texto avisándoles que les faltaba muy poco para llegar, los familiares pergaminenses de la familia Pomar se ponen en contacto con la policía provincial, denunciando su desaparición el sábado 14 de noviembre de 2009.
A medida que pasaba el tiempo y el misterio se acrecentaba sin resultados, la policía bonaerense, la fiscalía delegada del poder judicial junto con las autoridades provinciales despliegan un ¿formidable? operativo de búsqueda.
Se nos informa de profundos rastrillajes aéreos, terrestres y hasta fluviales. Aviones, helicópteros, embarcaciones y un ejército de más de 5000 policías destinados a la búsqueda.
Se desarrollan operativos en el interior del país, a miles de kilómetros del hecho, en Neuquén y Mendoza, se investiga una salida a Chile y se organizan allanamientos en el hogar buscando indicios, pistas, armas o documentaciones varias
Nada.

Por inexplicables razones se descarta rápidamente la hipótesis del accidente. Ahora sabemos que existieron llamados al 911 que fueron absurdamente rechazados.

A la par, se va desarrollando un fabuloso despliegue mediático, que se fue haciendo cada vez más intenso, dramático y creciente. Se despliegan desde las más lógicas a las más disparatadas teorías; secuestro extorsivo, suicidio familiar, maltratos y deudas, fuga a un país extranjero, amenaza de narcotraficantes, abducción extraterrestre y muchas otras sandeces por el estilo.
Nada.

Aparecen fotos de la familia cruzando el último peaje carretero que junto con videos familiares en escenarios corrientes permiten las especulaciones más absurdas, realizadas por una sarta de ignotos peritos, expertos en criminalística y hasta incalificables y oscuros mentalistas. Dan la cara reiteradamente las autoridades, con vaguedades, incógnitas y pautas investigativas esforzadas, esforzosas y decididas.
Nada.

Hasta que un oscuro oficial de policía, en un rapto de iluminación, gracias a una milagrosa corazonada y tras un pequeño rastrillaje, respiró olores característicos, se internó dentro de una espesa vegetación a la vera del camino para encontrarse con los cuerpos malogrados y un vehículo panza arriba.
A tan sólo 55 km del destino final, a pocos 20 metros del borde de una transitada ruta sin banquinas, semi-escondidos en un monte frondoso, pero reducido, cercano a una curva peligrosa harta de cobrarse vidas inútilmente!!! Veinticuatro días después.
Berreta comisario de pueblo que nos ofreció la última mentira de su comandancia: en realidad había recibido una llamada de un lugareño con los datos precisos. Intentó redimir la estupidez policíaca con otra mayúscula.
En pocas horas se constituyó un ejército de móviles, brigadas de investigación, ambulancias, coches laboratorio de la policía científica, importantes autoridades civiles y policiales. Todo un cuerpo de ejército más apto para enfrentar un terremoto, una conflagración explosiva o un colapso nacional de proporciones que para socorrer a víctimas de un accidente.
Estéril sobreactuación.

preguntas incómodas
Nos queda la pregunta más estremecedora: las primeras autopsias develaron que no todos murieron en el acto, que la mujer tuvo una sobrevida, que aún se desconoce su duración si fueron horas o días, que se ignora las circunstancias del desenlace fatal de las niñas.

Pudieron ser salvados?
El Estado en su misión indelegable de prestar socorro a las víctimas de un accidente, cumplió su misión?
Todos los indicios nos llevan a afirmar que fue un accidente.
O fue también un crimen?
Un crimen estatal por omisión, pero no menos criminal.

lo más simple no sirve
El principio de parsimonia o navaja de Occam, explica que ante la complejidad de un fenómeno y debido a las múltiples posibilidades para resolverlo, la más simple suele ser la más probable. La que en este caso jamás se adoptó.
La argentinidad del presente necesita, para su atribulada subsistencia tanto de orden simbólica como real, abastecerse de las teorías más disparatadas, de las conspiraciones más ubicuas, del retorcimiento intelectual más espeluznante.
Por eso se descartó tan tempranamente la hipótesis del accidente. Requería sentido común, eficacia, interés y capacidad profesional. Y sobre todo humanidad.

El drama no debe ocultar la hecatombe subterránea que se nos ha vuelto a presentar de una forma simple y aparente, oculta tras un repetido accidente de tránsito.

líneas a trazar

(línea uno) Fuerzas policiales brutalmente ineficaces y negligentes. Cada cuatro años el poder político cambia los lineamientos de la conducción de la policía.
Garantismo vs. mano dura, control civil vs. control policial, purgas vs. rehabilitaciones, construcción de una nueva policía- reconstrucción de la vieja y maldita. La verdad es que, cuesta admitirlo, pero las fuerzas de seguridad policiales están constituidas como instituciones para administrar y desarrollar eficazmente el delito. Prostíbulos, desarmaderos de automotores, narcotráfico expandido, juego clandestino son algunas de las actividades cotidianas de los uniformados. De control, prevención y represión del delito, obviamente, nada. Menos para asistir a unas pobres víctimas de un accidente carretero.
Ausencia de Políticas de Estado con signo benefactor. Contubernio sistemático entre el poder político y el policial.

(línea dos) Una ruta peligrosa, inexistentemente mantenida, sin banquinas ni bordes desmalezados, sin señalización horizontal ni vertical, sin iluminación, llena de baches y perforaciones en su cinta asfáltica. Promesa reiterada e incumplida de la última campaña electoral. Pésima ruta similar a la mayoría del país donde se consumen a diario la vida de treinta personas, dejando también con incapacidades permanentes a tantísimas otras en cifras propias del quinto mundo. O del primer infierno. Campeones del mundo, no de futbol sino en accidentología prevenible.
En el caso de marras, las autoridades salen presurosas a aclarar que en febrero próximo comenzarán los trabajos. Lo dicen ahora, luego de la tragedia. Gestión estatal espasmódica y regurgitante. Siempre por detrás de los hechos y sobre todo de las tragedias.
Desidia gubernamental. Escasez de control ciudadano.

(línea tres) Medios de comunicación que se van desplazando cada vez más por la curva descendente de un amarillismo vulgar e insolente. La soez información que recibimos estos días, indiscutiblemente suministrada por la fiscalía y la policía, no fue chequeada, ni verificada, ni constatada, aunque sea por un mínimo pudor para con la familia sobreviviente como para el resto de los mortales habitantes. Reflexionemos: un niño de la mujer, de 12 años de edad que está con vida ya que no viajó esa fatídica noche, viene recibiendo cotidianamente junto con hermanas, padres y madres de las vícimas el veneno televisable. El pater familis acusado de maltratador, violador, narcotraficante, deudor irresponsable y otras salvajadas por el estilo sólo para justificar su extraña desaparición. No podemos resistir el engaño de que una nueva ley de medios de comunicación audiovisual nos va a resolver la impericia, manipulación, incapacidad de la concepción massmediática vigente. Tendremos más impericia, manipulación e incapacidad massmediática. Solo que "desmonopolizada", parcializada, aunque de signo opuesto, a imagen y semejanza del poder de turno.
El verdadero debate jamás se realizó. Dudo que se realice.

(línea cuatro) La familia en el momento del accidente no respetaba la velocidad razonable para una noche lluviosa, ni usaba cinturón de seguridad. No hay dudas que sus chances de sobrevida hubieran aumentado. Las campañas de prevención, esclarecimiento y corrección de las conductas antisociales en la Argentina son espasmódicas, intermitentes e inocuas. Pero el componente cultural que arrastramos niega permanentemente el autocuidado personal y familiar, el respeto por las normas y la ley, la responsabilidad ciudadana. Digámoslo con todas las letras: no respetamos las normas de tránsito, no respetamos las normas de convivencia, no respetamos las leyes, que a su vez modificamos implacablemente cada cambio de gobierno, no respetamos la ley madre, la ley de leyes, la carta magna. No respetamos las ideas del otro, la existencia del otro, el derecho del otro. Ni tampoco nuestros deberes y obligaciones. Vivimos inmersos en una anomia relacional, sin límites, criterios comunes, valores, ni esperanzas.

irreflexiones finales
Existe otra circunstancia tan dramática como la precedente que refleje, exprese, defina, devele, revele, caracterice y denuncie mejor a nuestra aún amada patria, sin el argentum brillante que la constituyó?

Aceptaremos el agobio que nos causa el provincianismo de fin del mundo que padecemos?
Soportaremos, que la llama de aquella vitalidad asombrosa que atraía inmigrantes de traslosmares se nos va apagando inexorablemente?
Toleraremos que aquel luminoso faro de siglo y medio pasado se ha convertido en un mojón humedecido y abandonado?

Estaremos dispuestos alguna vez a resurgir?

Quedarán algunas cenizas?

domingo, 6 de diciembre de 2009

circunstancialmente



Un tibio y leve rayo de sol asomó el jueves, cuatro de diciembre del dos mil nueve, sobre la áspera tierra de nuestra atormentada patria. Digo tibio y leve, pues los amaneceres nunca deslumbran, simplemente esperanzan.
Un conglomerado multicolor de la voluntad popular ha venido a oponer a la oscuridad de un poder obtuso, arrogante y cuasi autoritario, una luz suave y tenue, por momentos titilante, más firme y decidida, para recuperar la dignidad de la república ultrajada.
Resulta paradójico observar que tanto opositores como oficialistas han aceptado la terminología de "mayoría circunstancial" para definir al bloque victorioso. Los primeros para no investirse de absurda y equívoca soberbia, los segundos para despreciar y minimizar al inédito poder que enfrentan.
Llevamos décadas de confusión y maltrato, que nos han hecho perder una lección elemental:
Todas las mayorías en una democracia son circunstanciales, ya que la voz del pueblo jamás es una sola, como tampoco el pueblo es una masa inerte, estática y homogénea. El pueblo no es un individuo, ni tampoco indivisible, mucho menos monocromático.
Las mayorías o minorías, siempre móviles, difusas y circunstanciales son producto de la cultura política ciudadana, de sus erráticos y comprensivos humores sociales, de sus decepciones y esperanzas, sus cambiantes intereses y simpatías, sus anhelos incumplidos, sus expectativas y valores.
Bienvenidas pues las mayorías circunstanciales, que las circunstancias vuelven a estar de nuestro lado, circunstancialmente, como debe ser.

POST PUBLICADO parcialmente en la sección Cartas de Lectores de la edición impresa del diario La Nación de Buenos Aires, hoy 06 de diciembre de 2009.

martes, 1 de diciembre de 2009

hay que matarlos a todos !!!

- Hay que matarlos a todos !!!
- Hay que acabar con la pobreza !!!
- Hay que bajar la edad de imputabilidad penal.
- No me toquen a los chicos.
- Pero los chicos están siendo utilizados por bandas delictivas para matar.
- Los chicos son víctimas del sistema.
- Necesitamos mano dura.
- Ustedes necesitan un poco de mis duros palos.
- Más policía y represión.
- Más anarquía y liberación.
- Odio a los negros y a los putos.
- Odio a los blancos y a los oligarcas.
- Hay que incendiar a todas las villas miserias.
- Vamos a incendiar tus barrios.
- No quiero ver pobres en mi barrio.
- Quiero que mis pobres inunden el tuyo.
- Necesitamos más cárceles.
- Necesitamos más escuelas.
- Las escuelas no enseñan, los maestros están de paro.
- Los maestros tienen derechos, los niños pueden esperar.
- Que se pudran en las cárceles.
- Las cárceles son inmundas y antros de corrupción.
- La corrupción la administran ustedes.
- El clientelismo y el asistencialismo nos salvan.
- El clientelismo es inmoral.
- Inmoral sos vos facho asesino.
- Vos sos parte de la zurda loca manejada desde afuera.
- Ustedes son los culpables de nuestra miseria, reaccionario.

- No me digas así.
- Ni se te ocurra.

- Coincido, hay que matarlos a todos !!!
- Y yo también contigo, hay que matarlos a todos !!!

domingo, 22 de noviembre de 2009

alerta, televisión pública infiltrada !!!


El Jefe de Gabinete pone en dudas la autenticidad del video con justa razón. El diputado de nuestro poderoso bloque aliado Carlos Raimundi confirma nuestro peores temores, “...habrá que detectar la veracidad, pero si surge del canal oficial....”. La diputada-empleada de medios Silvana Giudici agrede: “...menos mal que no fue publicado por un canal privado, sino iban a volver a atacar a los medios”.
Señores: no quedan más dudas. Los medios oficiales han sido infiltrados por el enemigo.

Hipótesis:
Un director periodístico que transporta ejemplares de un matutino de dimensiones extralarge oculto entre sus medias.
Un cámara bajito que enmascara bajo sus prendas un amuleto con el logo de un canal americano.
Un rubio editor con un misterioso anillo de oro que en su cara interna tiene un grabado similar a una corneta.
Un cultísimo panelista, otrora empleado de oscuros medios camperos, que oculta entre sus petates un brebaje vegetariano de marca Todo Natural.
Un calvo productor, con inevitables y necesarios contratos a dos bandas, que en su billetera no lleva fotos de familiares de frente, sino de perfil.
Un extraño utilero que va de aquí para allá sin pausa y a toda prisa.
Y debe haber más, por Dios...

Señores, hagamos algo, porque la prensa perversa y monopólica, infiltrada en nuestros honorables medios propios está a un paso de demostrar con otro malicioso video que la señora Presidenta efectivamente no sabe nadar, aunque haya conseguido la maravillosa vara de Moisés para dividir en dos el popular y bello Río de la Plata.

viernes, 20 de noviembre de 2009

crónicas del futuro


Olvídese por un momento del nuevo deporte nacional argentino: "peguele sin piedad a los medios de comunicación", tan útil a un poder avasallador como a un fracasante entrenador de balonpié.
Olvídese de la absurda disputa ideológica entre medios "monopólicos" privados y medios estatales "privados de ecuanimidad".
Olvídese de la necesidad de cuestionar la frecuente falta de idoneidad, honestidad intelectual y profesionalidad, cotidianas deudas de las empresas multimediáticas como de las agencias de información gubernamentales.
Olvídese por un momento del eterno travestismo (no tan sólo argentino) entre medios estatales y gubernativos, aquelarre malicioso, pues donde los primeros deberían expresar multicromaticidad y exégesis de la diferencia, los segundos ocupan las "voces de todos" como una sola, engañosamente manipuladas por una corporación facciosa y circunstancial.
Olvídese de la confusión reinante entre versión y verdad; esta útltima nunca es absoluta, pero infinitamente mentirosa si se la confunde con la falsa objetividad de lo versional.
Olvídese que hoy la corrección política pide "pluralidad informativa", cuando lo que desea es homogeneidad del pensamiento y enaltecimiento de la voz oficial, única, potente, justiciera y verdadera.

Olvídese de la Argentina, esta aldea tan lejana y mal pintada, si Ud. no es argentino y si lo es, olvidese también, sólo temporalmente para alivio de su crispada y sobreexigida salud mental.

Olvídese del Diario de Berlin 1934-1941 de un tal William Shirer. 1
Olvídese por un momento que la crítica internacional ubica a este libro como uno de los más brillantes crónicas del nacimiento y expansión del nazismo, una de las mejores jamás escritas.

Olvídese del estremecimiento que pueda causarle la foto de cubierta en la edición española donde unas niñas, muy niñas y felices levantan y agitan ingenuas banderitas con bellas esvásticas al paso redoblado de un Führer exultante un trece de setiembre de mil novecientos treinta y ocho en la wilhelm platz berlinesa, preguntándose si pocos años después, lograron sobrevivir ilesas a la infamia, el horror y la miseria.

Olvídese también que WS es considerado una de las leyendas del periodismo mundial y norteamericano en particular.
Olvídese que era estadounidense si a Ud. lo sigue animando un pronunciado antiamericanismo, ya que WS era demócrata, moderno, culto y progresista, solidario con los republicanos españoles, (aún con sus errores y miserias) enemigo acérrimo de todos los totalitarismos en sus versiones negras, pardas o rojas.Un autentico fucking liberal.
Olvídese que WS, periodista y relator de la CBS desde Berlín en aquellos años, escribió estas crónicas a la manera de un diario.
Olvídese estas crónicas, que debido la gracia de la Gestapo no pudo transmitir en directo, fueron ocultadas y reconstruidas merced a su memoria y publicadas en 1941 a su regreso a los EEUU.
Olvídese si Ud. conoce mucho o poco la historia de la SGM, de las reseñas militares y políticas de la tragedia mundial del pasado siglo corto, de las grandes tácticas y estrategias de generales, mercachifles y dictadores. No es un requisito indispensable.

Y olvídese de esta pobre reseña e intente disfrutar un relato periodístico vigente y asombroso, que se lee como un diario, día por día, en tiempo real, con un Hitler pasando muy cerca a su lado, con un Göring ofreciendo ayer una notable y cínica entrevista a los corresponsales extranjeros, con los esbirros de Goebbels controlando todas las noches su voz en un estudio de radio en Berlín, y permitase vibrar con sus íntimas sensaciones y vivencias, admirar sus agudísimos e impecables análisis políticos, padecer sus riesgos personales, olfateando el aroma acechante de la Gestapo, participar en un meeting con submarinistas alemanes en la rada de un puerto clandestinizado por la Kriegsmarine, acompañar a las tropas alemanas en su fulgurante y brutal blietzkrieg por los bosques ardenenses de una Francia acobardada y compartir las experiencias del hombre común berlinés, con su entusiasmo, estupidez y desconcierto ante las primeras bombas aéreas que lentamente lo conducirían de sueños de grandeza a horribles pesadillas de sangre y fuego.

No deje mi amigo/a de olvidar que hoy preferimos llamar "periodistas" a quienes desde la antigüedad se dedicaban simplemente a contarnos relatos de hechos y tierras lejanas, de los asuntos públicos propios o las ajenas costumbres sociales, haciendolas visibles, audibles o leíbles, sin traicionar, ni ocultar, ni manipular. Cronistas que evitaron opinar irreflexivamente, influenciar "periódica" y cotidianamente sobre la realidad.

Y sobre todo, olvídese también que en la inmensidad de un continuo y perpetuo presente massmediático, escasean hoy crónicas del futuro y cronistas con mayúsculas y que William Lawrence Shirer, de Chicago, empleado de la CBS entre 1936 y 1941 en Berlín, que vivió entre los años 1904 y 1993, efectiva, humilde y simplemente lo era.

O tal vez fuera ...uno de los últimos.

NOTAS AL PIE
1. Shirer, William, Diario de Berlín, 1934-1941, Editorial Sudamericana, Debate, 2009.

domingo, 8 de noviembre de 2009

razones de mi autoexilio


“Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema”.

Existen mejores palabras que las del gran Winston Churchill para definir la corriente dominante que nos gobierna hoy?
Obsesionados con la épica lucha contra los interesados, parciales, monopólicos y “nada neutrales” medios, hacen alarde de un fanatismo propio de obtusos cruzados, principistas y extremos, en nombre de un progresismo, que no le hace ascos a la acción directa, a la ocupación indiscriminada del espacio público, a la descalificación abusiva del pensamiento diferente, a la manipulación sistemática de la verdad, al abuso clientelar de la pobreza, a la bastardización de los derechos humanos, a la corrupción solapada, al espionaje interior y al autoritarismo descarnado.
Progresismo del cual absorbí sus más nobles principios: igualdad, fraternidad, libertad, sensibilidad social, derechos humanos, democracia representativa y republicana, pero que, visto la aplastante omnipotencia de su variante actual, reaccionaria, vulgar y fanática, he decidido voluntaria y tal vez definitivamente autoexiliarme.

viernes, 30 de octubre de 2009

otra mirada sobre las víctimas y la justicia

Pensar no es saber cosas, sino aprender a compararlas… No es esocoger entre dos cosas, sino descubrir todos los matices que las separan. Por eso el desarrollo de la inteligencia va acompañado del aumento del vocabulario. Conocer más palabras no significa que seamos más cultos, sino más capaces de comparar sus significados.
Enrique de Hériz, escritor y novelista catalán (1964-) 1

La Argentina ha decidido direccionar sus esfuerzos, proyectos, energías y estrategias vitales hacia el pasado. No hablo de un pasado para rememorar, homenajear, conmemorar, despreciar o revisitar. Hablo del pasado como obstáculo obsesivo, como fijación indolente, como ancla retrasante, maniquea, voraz, desesperanzadora. Pasado como negación de futuro y asfixia del presente. Pasado como matriz reaccionaria para confundir y manipular.

Y estamos hablando del pasado que nos barrió impiadosamente ente el 76 al 83. La última dictadura militar. Hace 33 años y tan absurdamente vigente.
De un pasado intencional y sesgadamente limitado a esos pocos años. Como si el maleficio no tuviera antecedentes ni consecuencias. Pero también como si fuera único. Patente exclusivísima de la historia. Como si otros pueblos y latitudes y momentos no hubieran sufrido circunstancias iguales o peores a las nuestras.

Uno y sus circunstancias
Tengo 50 años. Empecé con 16 aquel 76, terminé los dos últimos de mi secundaria, hice el servicio militar a los 18 e inicié mi carrera universitaria a los 20. Voté por primera vez aquel memorable octubre del 83 con mis primeros 24.
Jamás milité en agrupación política alguna, descontando mi paso por el sionismo juvenil de mi primer adolescencia. Sobre este último tema ya me he explayado en dos anteriores posteos. Sin embargo mi corazón y la marea de mis pensamientos siempre se volcaron hacia la centroizquierda democrática, socialista, o socialdemócrata para ser más precisos. Más allá de algún fugaz coqueteo intelectual y universitario con alguna faceta más propiamente marxista. Mareas de la época.

Años despúes supe que una muy amiga y compañera de banco de la escuela secundaria, a la que yo creía meramente "militante comunista" había formado parte de cuadros juveniles del ERP 2. Se exilió a tiempo. Por lo que su agenda con mi nombre y otros compañeritos jamás llegó a torturador alguno. No era tonto, pero sí decididamente ingenuo.
Se salvó, nos salvamos. Miles no.

Siempre tuve un mayor rechazo al anticomunismo que a su oponente, tal vez por la fragmentada, juvenil y equivocada conciencia de que el mal sólo se anidaba en "las derechas" y en todo lo que se interpretara como reaccionario o conservador. Con los años aprendí que la miseria, la maldad, la brutalidad, el totalitarismo, la opresión y la barbarie ocupa de ancho a ancho, de frontera a frontera, de extremo a extremo toda nuestra débil humanidad sin compromiso ideológico alguno.

Estuve presente, veloz y a las carreras en aquella humeante jornada convocada por la CGT 3 del 30 de marzo del 82, memorable, bella y épica, donde gritabamos por vez primera aquellas "sevacabar sevacabar la dictadura militar.... sevacabar, sevacabar .....", entre pequeñas muchedumbres que se abroquelaban en una esquina y se desparramaban hacia otras, enfrentando arrogantes y temerosos la carga de la infantería policial, confundida, vengativa, enojada con nuestra insolencia irreverente. Eran gritos de hastío, desafiantes, llenos de pánico y alegría, ofuscados, enojados, esperanzados.
Fuí sólo. Volví sólo. No fuí detenido ni aporreado como otros. Me salvé, muchos nos salvamos.

Tres días después el alcohol de un general extraviado llenaba de humo, frío, balas y horror la vida de centenares de soldaditos correntinos en unos desolados y hostiles parajes malvineros. Cuatro años antes estuve con otros miles de niños-jóvenes uniformados a punto de combatir en una absurda guerra con otros niños-jovenes trasandinos, por unos malditos peñascos perdidos al sur del estrecho de Magallanes, en un canal llamado Beagle.
Me salvé, cuatro años después, otros ... no se salvaron.

Desde el 80 al 83, fuí conociendo los crímenes estatales y paraestatales, gracias a aquel viaje profundo por Israel y leve por los Paises Bajos, donde pude cruzar mi ignorancia con la denuncia de jóvenes europeos mejor informados. Desaparecido era una palabra oscura y novedosamente aparecida.

Tomé conciencia de la infamia y participé de cuanta marcha, manifestación y reclamo en defensa de la punición de los responsables del terrorismo estatal. Apoye el reclamo de las víctimas, me solidaricé íntimamente con ellas. Su compromiso fue el mío.

Circunstancias pendulares
Vinieron los años de la construcción y refundación democrática, años de esperanza y decepción, de juicios pero también de perdones, obediencias debidas e indultos prematuros e injustificados. Años de desazón para esas víctimas, de negaciones, rechazos, insultos, maltratos y humillaciones. Años donde los criminales, torturadores y rufianes negaban una y otra vez lo ocurrido. Años donde la corrección política de la época señalaba falsos desaparecidos viviendo en paradisíacas playas caribeñas.

Sin embargo la violencia, la crueldad, la ignorancia y la brutalidad no empezaron banalmente un malicioso 24 de marzo de 1976. 4 Porque hubo otras víctimas y otros victimarios desde mucho antes. La historia oficial mutante y dañosa ocultaba y oculta sus otras propias historias.
No hubo una guerra convencional entre estados, ni civil entre hermanos. Más bien, una espiral diabólica de inicios confusos, oscuros y tendenciosos. Insurgencia y represión, cadenciosos golpes de estados, violaciones de derechos civiles y luego humanos, atentados discriminados e indiscriminados, atisbos de guerra revolucionaria y asonadas militares, bastiones de venganza reciclable, guerrilla pseudo-romántica degenerada en tosco terrorismo y finalmente terrorismo estatal. Años de descreer en la democracia, en promover la inexistencia física y simbólica del otro, en imponer la verdad única por ser simplemente propia.

Muchos de los actores de aquellos años justifican hoy su accionar en las condiciones objetivas y subjetivas de la época:
- Hay que haber vivido en aquellos años para entender que el plomo era la única respuesta posible a la injusticia reinante.
Cualquier bando, facción o grupo de poder opuesto suscribe descarada y automáticamente tal falacia. Cero reflexión, cero autocrítica, cero compromiso. Cero búsqueda de verdad, cero reconocimiento del otro. Suma Cero.

Durante la cruel dictadura vivimos años en los que para el poder y las buenas conciencias las palabras "izquierda, socialismo, comunismo" significaba oprobio, rechazo, condena y censura.
Sin embargo, el cruel péndulo nacional ha vuelto a las andandas. Ahora vivimos años en los que para el poder y las buenas conciencias las palabras "derecha, neoliberal, conservador" significa oprobio, rechazo, condena y censura. Lenta, casi silenciosamente, sin advertir la sinrazón del cambio hemos sido embarcados en un no tan apacible viaje neo-maniqueísta. A imagen y semejanza de la corrección política nuevamente travestida. Donde el otro no cuenta, sólo se lo niega o desprecia.

Brutal manipulación del poder de turno, de aquellos que fueron indiferentes, vulgares colaboracionistas o especuladores inmobiliarios en los llamados años de plomo, que ahora reclaman para sí la corona de la gloria reivindicadora y justiciera. Como aquellos falsos resistentes franceses, petainistas ocultos en los pliegues del poder invasor alemán de los cuarenta, que salían a cortar cabelleras de mujeres acusadas de "collaboration horizontale o sentimentale" sólo para ocultar su propia infamia, acomodo y traición. 5

Muchos de nosostros, sin dejar de agradecer a la providencia de que no fuimos ni victimas ni familiares de ellas, empezamos a revisitar la historia y su pasado, tal vez por cansancio de escuchar verdades reveladas y repetitivas, quizás por nuestra obsesiva busqueda de la verdad incorrecta o por un simple anhelo superador.
Y a tratar de agregar al bello discurso oficial un poco de vocabulario discriminatorio para confundir en primera instancia lo absoluto, para intrepretar luego todas las circunstancias, para descubrir nuevos o viejos matices y también para comparar significados, como nos lega hoy don Enrique de Heriz en el acápite del presente.

Limpieza étnica, terrorismo de Estado, genocidio, masacres, secuestros, crímenes, atentados, asesinatos políticos, guerrilla urbana, terrorismo faccioso. No son lo mismo, no significan lo mismo. El discurso oficial se inflama de insolvencia, indiscrimina, iguala, abusa de las palabras, agrava, agravia, confunde, sesga, violenta sutilmente.
En la Argentina de los 70, hubo terrorismo de Estado? Si. Genocidio? No. Limpieza Étnica? No. Guerrilla urbana y terrorismo faccioso? Sí. Masacres, secuestros, crímenes, atentados, asesinatos políticos? Sí.

Y víctimas? Muchas, muchas, muchas.

Victimas y justicia
No me interesa la justicia de facciones. Es más, muchas veces la justicia a secas resulta ser una arbitrariedad consentida socialmente, amén de temporal y tendenciosa. Nüremberg con sus ocultamientos y cortes sesgados lo prueba. La justicia nunca es inocente ni ingenua. Siempre es parcial e incompleta. Alivia temporalmente a las víctimas, pero no les facilita ni permite su necesaria y personalísima liberación.
Sólo me interesa la verdad y la reconciliación profunda, honesta, leal y silenciosa. No entre víctimas y victimarios, sino entre víctimas de barricadas opuestas. Por más dolorosas, incorrectas e injustas que sean. Anhelo íntimamente la flecha reparadora que viaja hacia el futuro. Deseo perturbar la implacabilidad de ese péndulo inflamado, cargado de un resentimiento agobiante, con su vaivén maliciosamente oculto y agazapado, preparando su vindicta, para aprovecharse nuevamente del destino, gracias a nuestra odiosa y patética soberbia.

No quiero caer en la bastardización maliciosa de la historia. No hace falta explicar que los crímenes estatales son múltiples por su criminalidad, por la traición a la confianza ciudadana, por la desproporcionalidad en el recurso de la fuerza, por la ilegalidad jurídica y por el abuso de poder dominante.
Pero un crimen o miles de crímenes atenuados o agravados por circunstancias sociales o políticas siguen siendo crímenes. Y las víctimas, más allá de su culpabilidad o inocencia explícita o implicita se hermanan en su condición. No hay víctima más moral o noble que otra.

Son víctimas. Simplemente víctimas. Punto.

Víctimas del destino?
Dejemos la discusión sobre las cantidades y su magnitud para otra oportunidad, por ser todavía materia irritativa y compleja. Entre la propaganda y la negación no vamos a encontar la verdad si es que deseamos recostarnos alguna vez en su áspera superficie.
Fijemos la mirada simplemente en ellas. En las víctimas. En lo diversa de sus condiciones y circunstancias.

Bebes robados, niña acribillada con su padre militar, jóvenes conscriptos desaparecidos, otros asesinados en un cuartel de frontera, familias secuestradas de sus hogares, policias despanzurrados por bombas, sindicalistas detenidos o asesinados en la vía pública, embarazadas sofocadas por corrientes eléctricas, militares fusilados en oscuros sótanos, jóvenes adormecidos para ser arrojados al mar.
Víctimas que fueron dejando decenas de familiares victimizados por las injustas pérdidas. Y un tendal infinito de acusaciones mutuas, anhelos de revancha, odio y venganza.

Hace treinta años unas víctimas les negaban a las otras sus derechos y reivindicaciones.
- Fuimos las primeras agraviadas por ustedes. Ustedes son culpables. Se lo merecen.
Hoy, las víctimas negadas ayer, investidas por la actual corrección política de superioridad moral, le niegan visibilidad, reparación y reconocimiento a aquellas víctimas negadoras del pasado. Justicia y penas para unos criminales, ninguna justicia ni pena alguna para otros.

Más allá de buscar exclusivamente castigos ejemplares, reivindicación política o reconocimiento ideológico sólo se podrá evitar la reiteración pendular cuando las víctimas puedan reconocer la humanidad del otro ultrajada del mismo modo. Eso no significa confundir víctimas con victimarios, sino igualar víctimas con víctimas.

Podemos aceptar el destino irredento u optar por un largo y árido camino que vaya cicatrizando mismas heridas, aceptando la marca sufrida en el alma y el cuerpo de toda otredad, aligerando la carga de sufrimiento común, optando por resiliencia en lugar de resistencia, hermanando intimidades y angustias y alivianando el peso común de la injuria recibida.
Victimas que atraviesen su destino, que comprendan sin justificar, que se reconcilien sin olvidar, que olviden sin negar. Víctimas que abandonen su condición victimizante, que trasciendan su dolor, que se permitan liberar de abusivos manipuladores y de anhelos falazmente justicieros.

Es lo que hacen las naciones, los pueblos y las personas humilladas por catastrofes sociales para superar la barbarie humanizada, la tragedia infligida, el fatalismo maniqueo, el pasado congelante, la asfixia del resentimiento, el círculo reiterado de la venganza y el desprecio.

Es una elección. Enterrar el pasado en la historia o permitir que el pasado nos ahogue en su perpetuo presente.

NOTAS AL PIE
1 De Heriz,
Enrique, Mentira, Editorial Edhasa, 2005, pag. 529-530
2 Ejercito Revolucionario del Pueblo, organización guerrillera de origen trotskista, brazo armado del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores) muy activa en los años 70 junto a la organización de izquierda perónista Montoneros, con el objetivo de la lucha revolucionaria y la toma del poder.
3 CGT Confederación General del Trabajo. Central única de los trabajadores de la República Argentina.
4 Golpe de estado iniciado el 24 de marzo de 1976 y concluido el 10 de diciembre de 1983, llamado Proceso de Reorganización Nacional.
5 "Tras la humillación que suponía que les afeitaran la cabeza en público, las tondues - las "rapadas" o "pelonas" - solían ser obligadas a desfilar por las calles, a veces al son de un tambor, como si Francia reviviera la revolución de 1789. Algunas eran untadas de alquitrán, otras iban medio desnudas y a algunas les pintaban la cruz gamada por todo el cuerpo.(...) En Villedieu, una de las víctimas fue una mujer que simplemente había trabajado como limpiadora en la Kommandantur. Sólo en el departamento de Manche, 621 mujeres fueron arrestadas bajo la acusación de collaboration sentimentalle. En otros lugares, a algunos hombres que habían trabajado voluntariamente en fábricas alemanas, también les afeitaron la cabeza, pero aquello solía ser una excepción. Las mujeres eran casi siempre el primer objetivo. Era envidia disfrazada de ofensa moral. La envidia la provocaba la comida que habían recibido como consecuencia de su actuación. Sencillamente, aquellas jóvenes eran el chivo expiatorio más fácil y vulnerable, en particular para los hombres que deseaban ocultar su falta de credenciales en la Resistencia".
Beevor, Anthony, El día D, La batalla de Normandia, Editorial Crítica, 2009, pgs. 564, 565.

domingo, 18 de octubre de 2009

sobre cortes de rutas y otras banalidades

"Hoy me he levantado reaccionario, así que reacciono dándole a la tecla"
Arturo Pérez-Reverte (1951-) novelista y academico español

Visto y considerando que los asambleístas gualeguaychenses en su ímproba lucha contra el imperialismo contaminante uruguayo han decidido liberar el infame puente para permitir que la gallarda afición argentina esté presente en la batalla del Río de la Plata y observando que púberes colegiales, nobles ocupantes de decadente institución educativa, han decidido interrumpir tan magna empresa para concurrir a sus merecidas estudiantinas barilochenses, propongo:
1) Que los próximos y audaces escraches sean realizados en horarios posteriores al almuerzo y antes de la merienda, a fin de poder tomar la leche muy calentita en bares próximos a la gesta, concluyendo el acontecimiento en horario luminoso, para recibir la merecida cena en adecuados bodegones de la zona.
2) Que los valientes soldados destacados para cortar infectas arterias y autopistas en nombre de la honorable protesta social, sean provistos de duchas, sanitarios, hospedaje campero y servicio de belleza para las damas, que permitan sobrellevar dignamente tan valiente sacrificio.
3) Que los usuarios de camiones y chatitas, colocados para asediar portones de abusivas empresas explotadoras, en lucha por mejores condiciones laborales, sean provistos por el estado nacional de parrillas y carbones junto con achuras y argentinas carnes con el fin de brindarles un reconfortante bienestar alimenticio entre brutal bloqueo y bloqueo enemigo.
4) Que los esforzados luchadores por la liberación y derrota de la deshonrosa patria sindical, puestos a cancelar servicios de trenes y subterráneos, realicen exhaustivos entrenamientos cada media hora de stretching, musculación, aeróbic, yoga y/o pilates a elección.
5) Que a los gloriosos ocupantes campesinos de rutas nacionales, firmes en sus puestos de control de carga y descarga, de los productos destinados a la mesa de los argentinos se los beneficie de igual modo que a los combatientes del punto 2.
Cúmplase, publíquese y archívese.
Será justicia.

PD: para terminar de malinterpretar este post, los invito a visitar la banalidad del heroismo del 10 jul 2008

viernes, 9 de octubre de 2009

leyes y paradojas


Diego de Saavedra Fajardo (1584-1648) diplomático y escritor político del siglo de oro español nos legó una idea fundamental:
"Cuando hay muchas leyes, se contradicen unas a otras, y hacen nacer diversas interpretaciones u opiniones maliciosas, de donde nacen los litigios y las desavenencias”.
La exageración del número de leyes de un país genera más daños que beneficios, terminando de lastimar a las repúblicas.
Saavedra Fajardo nos dice que muchas leyes se olvidan y no pueden respetarse por lo que finalmente son ignoradas.
"La sencillez de la ley produce su admiración y respeto, la abundancia de leyes, su desprecio e ignorancia."
La sobreabundancia de legislación provoca multiplicidad interpretativa, lo que convierte a una sociedad de productiva en litigiosa.
"Las sociedades que se rigen con un exceso de leyes ocupan a la mayoría de los habitantes en los juicios y desperdician tiempo necesario para los campos y los oficios”.
Las leyes, no son otra cosa que marcos sencillos de convivencia y respeto. La claridad de los conceptos del pensador español contrasta con los valores de nuestra cultura política, viciosa, confrontativa, e ineficaz, una formidable maquinaria para construir castillos de arena en el aire, que promueve permanentemente bellas leyes, vacuas y absurdas que terminan generando, cual cruel paradoja, efectos totalmente contrarios a los deseados.

sábado, 5 de septiembre de 2009

setenta

Miles de jóvenes alemanas aclaman a Hitler en la Wilhelm-Platz de Berlín, el 13 de setiembre de 1938. Copyright Bettmann/Corbis

"Cuatro o cinco corresponsales de prensa norteamericanos mantuvimos anoche una charla con Göring 1 - de entre tantos lugares posibles -¡nada menos que en la embajada soviética!, en la que habíamos recalado con motivo de la recepción anual por el aniversario de la Revolución bolchevique. 2 Entre las deslumbrantes decoraciones y mobiliario heredados de la Rusia zarista, pero con un retrato de Lenin sonriendo por encima de nosotros, se hallaba Göring, apoyado a la mesa del bufet bebiendo a sorbos una cerveza y fumando un largo cigarro. Estaba de muy buen humor y, cuando un asustado ayudante le recordó que hablaba con la "prensa norteamericana", replicó que no le importaba. Pensamos - ingenuamente, supongo - que tal vez pudiera sentirse dolido por la revocación, hace unos días de nuestra ley de neutralidad 3 y por la creencia extendida aquí de que pronto venderíamos miles de aviones a los aliados para ayudarlos a vencer a la Alemania nazi. Pero no lo estaba. Por el contrario, bromeó con nosotros acerca de nuestra capacidad de construir aviones.
- Si nosotros fuéramos capaces de construir aviones a su ritmo de producción -dijo- seríamos muy débiles. Lo digo en serio. Sus aviones son buenos, pero no los hacen con la rapidez suficiente.
- Bien, pero ¿realizará Alemania un ataque aéreo en masa antes de que esos miles de aviones norteamericanos sean entregados a los aliados? - le preguntamos.
Göring se rió.
- Construyan ustedes sus aviones y nuestros enemigos, los suyos; nosotros construiremos los nuestros..., y algún día verán quienes han estado construyendo más y mejores aviones.
La conversación prosiguió de esta forma:
- ¿Que opina usted de la situación general?
- Que es muy favorable para Alemania.
- Hasta el momento su fuerza aérea ha atacado solo barcos de guerra británicos. ¿Por qué razón?
- Los barcos de guerra son objetivos muy importantes. Y nos ofrecen un entrenamiento excelente.
- Piensan bombardear puertos enemigos?
- Somos humanitarios
Al escuchar esta respuesta, no pudimos contener una carcajada, por lo cual Göring, remachó:
- No deben reirse, señores. Hablo en serio. Tengo sentimientos humanitarios."

Berlin, 7 de noviembre de 1939 a la tarde. Reportaje realizado por William Shirer y otros corresponsales al Reichmarschall Herman Göring 4
(las negritas son mías)


Setenta años y el humanismo
Hace cuatro días se conmemoró el 70 aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial. 5 O segundas guerras mundiales como la describe el historiador australiano R. J. B. Bosworth, 6 ya que dentro de la gran conflagración se enmascararon muchas otras guerras que la denominación oficial integró. La guerra civil española 1936-1939, la guerra chino-japonesa de 1937-1945, la invasión italiana a Etiopía de 1935-1936, la guerra de invierno ruso- finlandesa de 1939-1940, entre otras. Algunas por ser antecesoras y otras por corrrer por carriles separados no se pueden comprender sino dentro del gran -y trágico- mapa conceptual de la SGM.
Sin embargo y más allá de especulaciones historiográficas, no existe acontecimiento humano que haya marcado una frontera tan nítida, en ese remanido concepto del "antes y después", donde la humanidad construyó su verdadero espejo, aquella que la pinta -nos pinta aún- de forma cabal, cruda y completa.

Resulta muy chocante, aún hoy día, y sobre todo debido a los acontecimientos de la SGM, seguir asociando humanismo con sólo una de sus dos caras. Nos puede resultar una ironía -y de hecho objetivamente lo era- la respuesta de Göring, uno de los más poderosos jerarcas nazis, definiendose a sí mismo como humanitario.
Y mal que nos pese, los más crueles carniceros de masas de la SGM, incluido el propio Führer, el padrecito Stalin, el histriónico Musso, o el bombardero Harris, eran decididamente "humanos".

No conozco "animales", "bestias" o "fieras salvajes" (denominaciones muy al gusto de la moralizante correción política post-SGM) que maten por poder, codicia, desenfreno, interés, fanatismo, superioridad racial o de clase o simplemente por diversión, como lo hacemos a menudo nosotros, los humanos.
Asociar humanismo con pacifismo, bondad, sensibilidad, tolerancia, buenas costumbres o simplemente "el bien común", resulta ser una simplificación banal, insolente e insostenible.

Es que la humanidad y el humanismo sólo pueden ser entendidos en la ambivalencia de sus dos caras. Horror y belleza, brutalidad y compasión, atrocidad y nobleza.
Sentido y sinrazón, cual imagen bifronte de Jano, el dios de las dos caras.

La SGM nos deja ante la perplejidad de intentar resolver una contradicción fundamental de la humanidad, esto es entre guerra y paz. Lo que ocurre es que, y sé que no voy a ser muy correcto al afirmarlo, la paz no es ni un valor por sí mismo, ni más humana que la guerra. Tampoco es su opuesto. Al igual que el contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia, lo contrario a la violencia no es la paz sino la firmeza. Los sinónimos de la paz muchas veces se invisten de egoísmo y desinterés. Paz a cualquier precio es muchas veces guerra reprimida y latente.

Indiferencia que en aquellos años oprobiosos tuvo una palabra infame: appeasemenet o apaciguamiento. Responsabilidad plena de las llamadas "democracias occidentales" como Francia y Gran Bretaña, que pagaron caro y con creces su debilidad vergonzante, su temor irreverente ante las dictaduras, su desinterés por la suerte de otras democracias (como España o Checoslovaquia).
Nada mejor para resumir la "paz a cualquier precio" que las palabras dadas por Churchill a Chamberlain, luego de su retorno a Londres, tras firmar los acuerdos de Munich, en setiembre de 1938, a sólo once meses de la hora cero:7

"Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor, y además tendréis la guerra. (You were given the choice between war and dishonour... You chose dishonour and you will have war)".

Profundidad de la conflagración
Si bien hubo antecedentes que anticipaban la tragedia, no hay, ni hubo (y espero íntimamente que nunca más lo haya) acontecimiento de la magnitud, de la complejidad, del horror, de la inmensidad de la SGM.

Un "suceso" que en sólo seis años dejó un saldo de casi sesenta millones de muertos, según cifras de historiadores respetables, habla de su profundidad en términos cuantitativos. Para poder mensurarlo tenemos que hacer desaparecer la suma total de la población de Argentina, Chile y Uruguay, o la casi totalidad de España y Portugal o un poco menos que toda Francia junta.

Pero para reflejar la tragedia de la SGM en términos cuantitativos, no podemos dejar de destacar la tortura a gran escala, el bombardeo indiscriminado, la masificación fabril del genocidio, la experimentación genética con seres vivos, la expoliación de bienes y riquezas, el trabajo forzado de millones de esclavos, la condena al exilio, las migraciones compulsivas, las violaciones sistemáticas, el hambre y la miseria globalizadas.

Son sus inumerables ejemplos, aparte de la más que difundida Shoa, el asesinato de todos los ciudadanos del Reich, "inútiles, discapacitados y débiles mentales", a través de un plan ejecutado por su propio gobierno, los miles de soldados rusos capturados al inicio de la operación Barbarroja, 8 empleados como esclavos por los nazis y abandonados por "traidores a la madre tierra rusa" en campos de concentración soviéticos, las atrocidades y vejaciones cometidas por el Ejercito Imperial japones contra la población civil de China, los miles de hamburgueses y dresdianos calcinados -esto dicho literalmente- por los "exitosas" incursiones de los mil bombarderos británicos, las millones (sí dije millones) de mujeres alemanas jóvenes, niñas o ancianas violadas - algunas de ellas de forma múltiple y despiadada- en la vengativa y pulverizante marcha victoriosa del Ejercito Rojo hacia Berlín. Y por supuesto los cientos de miles de irradiados habitantes de Hiroshima y Nagasaki. Tragedia sin parangón que, incluso hoy en día en Japón, no se discute su inocultable aporte al fin de la guerra, sino donde y sobre quienes se probaron los artefactos atómicos.

Interpretaciones
El análisis victorioso simplificó la intrepretación al finalizar la SGM, entendida como una lucha descomunal entre el mal y el bien. La distancia de los acontecimientos, la apertura de archivos desclasificados del bando aliado, el tardío reconocimiento de la culpabilidad alemana, el mucho más tardío mea culpa de la sociedad rusa una vez terminada la URSS, junto con la revisión y autocríticas inglesas por los bombardeos masivos permiten desplegar hoy, una visión más equilibrada de la contienda.

Objetivamente la SGM fue una desigual batalla entre un mal casi absoluto (principalmente la Alemania nazi) y el bien relativo, con dosis no precisamente homeopáticas de mal, en el bando aliado anglo, ruso-americano. La consecuencia irresuelta de la SGM fue la guerra fría, conflicto que perduró unos 45 años, dejando a una mitad europea al arbitrio de la brutalidad de Moscú y la otra al amparo de la paranoia estadounidense (aunque indiscutiblemente con mayores grados de autonomía y libertad). No ocurriría lo mismo en Latinoamerica, Africa, Medio Oriente y Asia donde las sociedades quedaron toscamente inmersas en un conflicto ajeno, a merced de crueles dictaduras amparadas tanto por las "democracias occidentales" como por el "bando soviético".

Hacer historiografía contrafactual del tipo "if what", esto es, que hubiera ocurrido si los hombres, sus decisiones, y sus resultados hubieran sido otros, son muy atractivas desde el punto de vista analítico y especulativo, pero inconducentes. Sin embargo podemos compartir con Ian Kershaw que "... los dirigentes de Alemania y Japón habían creado un mundo que era la antítesis absoluta de todo aquello por lo que ellas habían luchado. El coste había sido verdaderamente colosal, pero había merecido la pena pagarlo por ver que el mundo que alemanes y japoneses habían deseado no llegaría a existir nunca". 9

Heroes y villanos
La guerra es, indiscutiblemente el extremo de la rivalidad nacional, el mecanismo social más cruel y salvaje, el punto culminante de una crisis en su perspectiva más sofisticada.
Y aquí lo sorprendente:
Más allá del consenso general sobre las consecuencias y efectos de la guerra -muerte, devastación, genocidio y dolor- podemos observar también que en el áspero espacio de la tragedia se despliegan, sin embargo, los dos extremos de nuestra condición humana. Por un lado, el mal en su máximo esplendor y por el otro los valores más nobles y enaltecedores. El coraje, la valentía, los códigos de honor, el respeto por la vida del indefenso -aún por la del enemigo-, la solidaridad extrema, el sacrificio a costa de la propia vida, el amor por los niños y los ancianos.

Increíble paradoja, la cual expresa que, donde más se pierden vidas, valores y sentimientos, es también donde más florecen.

Por obvias razones, no quisiera extenderme sobre la personalidad, calidad y cantidad de villanos. Hay mucho escrito, filmado o fotografiado sobre ellos.
Prefiero honrar la otra cara de la humanidad, esa que se expresa a través de esos heroes nobles, pequeños, bellos, desinteresados, grandiosos.

Unicos.

Como Winston S. Churchill con sus luces y sombras, pero intransigente ante la barbarie, Viktor Frankl con su maravillosa resiliencia, Primo Levi entregando sus notables testimonios, Vassili Grossman desplegando su admirable transformación, Sophie Scholl ofrendando su juventud, 10 Feng Sha Ho y Sellahatin Ulkume con sus aportes silenciosos, 11 el padre Maximilian Kolbe y su inmenso sacrificio, 12 Raoul Wallenberg salvador de vidas y espíritus 13, Margerite Buber-Neumann y su inquebrantable lucha, 14 entre tantos y tantas.

Un homenaje final para los soldados, aquellos olvidados, desaparecidos, vapuleados, despreciados. Eternas y juveniles carnes de todos los cañones y fusiles. Que entregaron su vida por obligación. Los que dieron todo a cambio de nada.

O tal vez a cambio de nuestras vidas.

Mi paciente reposa en la cama del hospital
sin afeitar, oliendo a orines
y comido por los piojos,
sin domicilio fijo,
vive en la calle,
y no tiene trabajo,
ni familia, ni amigos.
Con su acento eslavo
declaró:
''Yo combatí en Monte Cassino'',
y mis médicos ayudantes, en su ignorancia,
quedaron indiferentes al hombre y la historia.
Y me volví hacia ellos
con la mano en el hombro
de mi paciente,
para hablarles de la grandeza
del Segundo Cuerpo Polaco
y del valor infinito
de todo ser humano. 15

NOTAS AL PIE
1. Herman Wilhelm Göring, (1893-1946) figura prominente del partido nazi, lugarteniente de Adolf Hitler, comandante de la Luftwaffe, la demoledora fuerza aérea alemana. Se suicidó con cianuro en su celda, tras ser condenado a la horca en los juicios de Nuremberg, el 15 de octubre de 1946.
2. Extraño puede resultar imaginar a un jerarca del nazismo - enemigo implacable del bolchevismo - festejando la revolución rusa en su propia embajada en Berlín, sino dentro del marco del tristemente célebre acuerdo Molotov-Ribentropp del 23 de agosto de 1939 donde la URSS y la Alemania Nazi firmaron un pacto de "no-agresión". Documentos desclasificados con posterioridad permitieron conocer las clausulas secretas del mismo donde se repartían impunemente las naciones de Europa del Este. Polonia absorbida en mitades por ambos, Letonia, Lituania y Estonia para la URSS. A los postres también significó la apetencia de la URSS por Finlandia, cristalizada en la invasión del Ejercito Rojo en la llamada Guerra de Invierno el 4 de diciembre de 1939 y las sucesivas "absorciones" del resto del este europeo (Rumania, Hungría, Bulgaria) y los balcanes (Yugoeslavia y Grecia) por la Wehrmacht. Repartija de estados y pueblos como resultas del deshonroso pacto Molotov- Ribentropp (por los cancilleres de ambos países que firmaron el Tratado) "antes" de la invasión alemana a la URSS el 21 de junio de 1941, que obviamente marcó "la traición alemana" y la inevitable confrontación entre los dos totalitarismos.
3. Ley de Neutralidad impulsada por el presidente de EEUU, Franklin D. Roosvelt y aprobadas el 31 de agosto de 1935. Con sus varias enmiendas entre 1935 y 1937. Garantizaba la neutralidad norteamericana, donde el componente clave era el embargo de armas impuesto "sobre todas las partes beligerantes en cualquier guerra entre dos o más Estados extranjeros, independientemente de las simpatías norteamericanas. Eso iba muy en sintonía con el sentimiento aislacionista, liderado por los republicanos, que era mayoritario en los EEUU.
Kershaw, Ian, Decisiones Trascendentales De Dunquerque a Pearl Harbour (1940-1941) El año que cambió la historia, Ediciones Peninsula, 2008, pgs. 259,260. La famosa ley fue derogada en su sección VI, que prohibía dotar de armamento a los barcos mercantes, el 17 de octubre de 1939 y las secciones II y III, que obligaba a mantener a los barcos estadounidenses fuera de las areas de combate, el 7 de noviembre de 1939, casualmente el mismo día de la entrevista de William Shirer a Herman Göring. Kershaw, pgs. 432,433.
4. Shirer, William, Diario de Berlín, 1934-1941, Editorial Sudamericana, Debate, 2009, pgs. 208,209.
5. La SGM comenzó a las 4:45 de la madrugada del 1 de setiembre de 1939, "cuando el crucero aleman Schlewig-Halstein, que se encontraba atracado en el puerto de Danzig (Gdansk) con motivo de una visita amistosa, abrió fuego a quemarropa sobre el fuerte polaco de Westerplatte. Simultáneamente cuando rompía el alba, la Wehrmacht atravesó la frontera de Polonia por diversos puntos: desde el oeste, desde el norte y desde el sur. Fue un acto de guerra no declarada que, sin embargo, no dejaba lugar a la duda".
Davies, Norman, Europa en Guerra 1939-1945, Planeta, 2008, pg.516.
6. Bosworth, R.J.B., Mussolini, Ediciones Peninsula, 2002.
7. El acuerdo de Munich, firmado el 30 de setiembre de 1938, fue quizás uno de los más claudicantes e infames tratados realizados por "la pérfida Albión", nombre con la que muchos europeos identificaban a Inglaterra y la débil democracia francesa con la Alemania nazi. Con la mediación de Mussolini, Chamberlain, primer ministro de Gran Bretaña y Daladier, su colega frances, firman un acuerdo cuatripartito con Adolf Hitler, en la cual a "cambio de la paz", le entregan al dictador alemán la región de los Sudetes checoslovacos. Una de las últimas demandas nazis de recuperar teritorio habitado por alemanes, a costa de los intereses checos y del posterior desmembramiento de la nación checoslovaca. Los más significativo de la manipulación y desinteres franco-británico por Checoslovaquia, es que sus líderes no fueron invitados a participar de la conferencia, en la que se definía su destino obligandola a un cruel desprendimiento territorial y poblacional a costa de Alemania. Polonia y Hungría no fueron inocentes espectadores del drama ya que se quedaron con los despojos de Checoslovaquia. Munich trajo como consecuencia la ocupación "pacífica" de una nación por parte de Alemania, que pasó a saquear tanto el tesoro como la totalidad del arsenal checoslovaco, incluyendo la fabrica de aviones, armas y municiones Skoda, con la cual Alemania amplió a muy bajo costo sus ejercitos, adelantando su capacidad militar para invadir Polonia, sólo un año despues.
8
. Operación Barbarroja nombre en clave dado a la invasión de la URSS por el Tercer Reich, en la Directiva de Guerra dada por Hitler a su Estado Mayor el 18 de diciembre de 1940 y ejecutada a la madrugada del 22 de junio de 1941 como una feroz blietzkrieg. Interesante es tener en cuenta que mientras los ejercitos alemanas procedían a la invasión a la URSS, está seguía enviando viveres, combustible y mercaderías esa misma noche, en cumplimiento de los acuerdos comerciales del pacto Molotov-Ribentropp.
9. Kershaw, pg. 627.
10. Sophie Scholl (1923-1944), lider de la organización secreta "Rosa Blanca", de sólo 21 años, arrestada y decapitada en el año 1944, por el delito de repartir "sólo seis" panfletos antinazis. Davies, pg.516.
Existe una pelicula que relata su vida: Sophie Scholl: Los últimos días, Alemania, Marc Rothemund, 2005.
11. Los consules chino en Viena, Feng Sha Ho y turco en Rodas, Sellahatin Ulkume se pasaron emitiendo visados y pasaportes para judíos fugitivos. Davies, pg.537
12. Padre Maximilian Kolbe (1894-1941) fraile franciscano, que a pesar de sus puntos de vistas germanófilos, antisemitas y xenófobos, fue internado en Auschwitz, donde "murió de hambre en el patio de armas tras ofrecerse como voluntario para ocupar el lugar de un hombre casado en el bunker de castigo". Davies, pg.539.
13. Raoul Wallenberg, diplomático sueco (1912- ?) dedicó toda la energía de su vida para salvar y proteger a los judíos perseguidos por los nazis, desde la delegación sueca en Budapest. Hay indicios muy ciertos de que salvó a casi cien mil personas!. "Fue visto por última vez en enero de 1945 durante el asedio de Budapest acompañado por un oficial soviético...". Se supone que terminó sus vidas en un gulag soviético, por razones desconocidas.
Davies, 439,440.
14. Margerite Buber-Neumann (1901-1989) militante comunista alemana, uno de los pocos y únicos casos de haber padecido sin solución de continuidad los campos de concentración sovieticos y alemanes. El 8 de febrero de 1940, junto a un grupo de treinta prisioneros soviéticos (antiguos comunistas y socialistas alemanes y austríacos, muchos de ellos judíos) fueron entregados por la NKVD ( policía secreta soviética antecesora de la KGV) a las SS ante el puente de la estación de Brest-Litvoski, como parte del acuerdo Molotov-Ribentropp. En abril de 1945, ante el avance del Ejercito Rojo fue liberada y en una penosa marcha hacia el oeste, terminaron sus siete años de cautiverio entre las carceles rusas y alemanas. Vivió en Frankfurt, Estocolmo y París, pasando el resto de su vida a denunciar impiadosamente a los dos totalitarismos. Todorov, Tzvetan, Memoria del mal, tentación del bien, Indagación sobre el siglo XX, Ediciones Península, 2002, cap. 2 El siglo de Margarite Buber-Neumann, pgs. 113 a 135.
15. John Martín, médico cardiólogo inglés, "The Second Polish Corps", en The Origins of Loneliness: Poems and Short Stories in Five Moods, Londres, 2004, pg.64.

miércoles, 12 de agosto de 2009

retorno al hogar

Fundación Proa, La Boca, Buenos Aires, Caruso Torricella architetti


Texto que he preparado para ser leído ante mis alumnos al inicio de clases, el próximo 19/08/09: 1

Después de casi 22 años vuelvo a la docencia a mi antigua y querida casa.
Mi última experiencia docente, como esos castillos fugaces que la marea de lo imprevisible arrastra, terminó allá a fines del 87.
Compartí el último año de mi formación y los dos primeros como profesional en la docencia junto al arquitecto argentino Antonio (Tony) Díaz, en la cátedra de Arquitectura I a IV, que llevaba su nombre. Años intensos, de debates duros y cautivantes, de batallas ideológico-arquitectónicas, de efervescencia y esperanzas, de anhelos y perspectivas. Una renovada visión de la modernidad estaba bullendo al interior de la cátedra, planteando nuevos desafíos y nuevos caminos.
Sin embargo su camino se bifurcó con rumbo a la capital de la madre patria, cerró su cátedra y con el suyo muchos de nuestros sueños en la docencia se desviaron, se adaptaron o simplemente terminaron.
Elegí el último de ellos, tal vez por frustración, por cansancio o simplemente porque preferí direccionar mis energía hacia la construcción de mi devenir profesional.

Pero no soy yo el centro de esta nueva historia, de esta pequeña nueva aventura que trataremos de compartir.
Son ustedes y en sus manos está en elegir ser protagonistas o espectadores de la notable aventura de forjarse un destino profesional.
Porque de eso se trata, en última instancia. Advertir que en algún momento de la carrera dejarán el lastre de ser estudiantes y comprenderán que en muy poco tiempo la calle, el mundo y sus propios ojos los verán como profesionales.
No pretendo, que esta materia pase a ser el centro de la carrera, ni que sea la bisagra que cambie vuestras vidas, ni que defina su importancia más allá del valor intrínseco de la misma. No tengo el más mínimo afán de sobredimensionar su importancia sólo por agitar mi ego, por ser docente de ella. Sólo me conformaría con alguna cuota de entusiasmo, algún mayor interés por sobre la media, alguna esperanza para sacudir la modorra y el conformismo.

Cuando estudiaba, la primera incógnita que teníamos al empezar un nuevo curso - y no creo que haya cambiado demasiado - era la siguiente:
Este tipo sabe? Cuanto sabe? Sabe transmitir? Sabe enseñar?
Y aquí viene la primera de las cuestiones con que intentaré jugar con ustedes en este pequeñito cuatrimestre.

El conocimiento.

Y yo les contesto rápidamente la pregunta del millón.
No, no sé y si es nada mejor.
Es que el conocimiento no es un tesoro, ni un bien tangible, ni una cosa poseída por uno y anhelada por otros como receptáculos pasivos de la misma. No existe el camino unidireccional que los pedagogos de la chatura pregonan con insistencia . Un emisor activo y un receptor pasivo. El primero agente de poder y verdad transmitiendo la misma al segundo, receptor, oyente, espectador o fin último de la enseñanza, obligado por las circunstancias y en este caso la currícula.
Lo que ocurre es que el conocimiento ni se tiene, ni se acumula, ni se adquiere, ni se transmite, ni se posee, ni se ostenta, ni se detenta.

El conocimiento es sólo un método, una praxis, una actitud. No es una línea, es un círculo, una espiral o una estrella. Radial y luminosa.
El conocimiento es una actitud frente a las cosas y sus sentidos, anhelo de saber, más que de enseñar. El conocimiento clama por libertad, circula entre enseñantes y enseñados. Y hace cambiar permanentemente sus roles.
Es ejercicio inherente al pensamiento, altera, cuestiona, subvierte. Es certeza de la duda.
Enseñar un conocimiento sin aprender es dogma, doctrina, abuso de poder.
Conocer es compartir, disolver la disyuntiva frustrante del ego, aquel que dice yo sé, vos no.
El conocimiento nos abre a la excitante aventura de atravesar el desierto de la ignorancia, aquella en la que estamos condenados a vivir, desde el día que abrimos los ojos, cuando aprendimos a escribir la primer palabra, una vez que atravesamos la primera puerta en la universidad, cuando nos encontramos con el desafío del primer cliente, en la primer reunión con el asesor estructural o termomecánico. Y en la última también. La que tuve ayer.

La ventaja de no saber es soportar la incomodidad de la ignorancia, preferir las largadas a las llegadas, es el placer por la respuesta inesperada, por la solución reparadora.

Que vamos a tratar juntos de aprender este cuatrimestre?
Vamos a hablar de materialidad. De materiales y materialización de proyectos. No es una materia técnica, ni es una materia proyectual. Pero las integra a ambas. Al igual que en nuestra vida profesional.
Vamos a tratar de pensar juntos que significa para un arquitecto en tanto hacedor, constructor o proyectista del vacío o sea del espacio, materializar sus límites.
Y es que podemos optar por trabajar hacia la materialidad o desde la materialidad. Elecciones que no se invalidan entre sí. Desde la abstracción y la intencionalidad subjetiva hacia la materialización, hasta el fenómeno concreto.
O desde la materialidad hacia la subjetividad de lo que expresa la misma. Una idea construida con un material o las ideas subyacentes que ese material transmite.

Podemos elegir ir hacia o desde la materialidad, lo que no podemos evitar al pensar, proyectar y construir arquitectura es trabajar con la materialidad. Y aquí se hace vana la discusión sobre la esencia de la arquitectura, si es una idea construida o es una construcción que produce ideas. En cualquiera de los casos el material, la materialidad y su materialización son nuestros compañeros, medios y fines necesarios e inevitables de nuestra praxis profesional.

Materializar un proyecto es cumplir con cinco requisitos básicos.

El primero dice que todo lo que hagamos en el aire debe llegar a tierra.
De la manera más noble, simple, elegante y económica posible. La tectonicidad de nuestros proyectos debe ser nuestro norte. Jugar con las atectonicidades, planos que sugieren apoyos inexistentes, cielorrasos que transmiten levedad y suspensión espacial, la liviandad de ciertas estructuras son juegos que muchas veces nos atraen, pero no niegan el principio de las fuerzas. Fuerzas que llevan las cubiertas, los muros, las losas, los soportes verticales, los revestimientos a la tierra . Y si no las conducimos con equilibrio, precisión y técnica, las fuerzas se encargaran de llevar al nivel cero de forma caótica y abrupta toda nuestra ineficaz imaginación.

El segundo es que toda construcción debe ser resistente a los enemigos naturales externos. La corrosión, el viento, el fuego y el Voldemort de los arquitectos: el agua.
De nada sirve diseñar esbeltas estructuras, macizos muros, delicadas cubiertas y lucernarios, jugar con transparencias y opacidades, provocar con la ambigüedad interior exterior, calificar espacios con colores, texturas y por supuesto emociones y sensibilidades, si el agua todo lo arruina y vence.
Y nos vence muchísimas y muchísimas veces. Más de la que nuestros clientes están acostumbrados a tolerar. La resistencia al viento, las condiciones antisísmicas cuando son requeridas, la prevención proyectual y material contra el fuego deben ser consideradas, respetadas, resueltas y jamás menospreciadas.

El tercer presupuesto elemental es que debemos otorgar confort. No a los edificios sino a las personas que habitarán nuestros espacios. Confort no es una banal aspiración pequeño-burguesa. Confort es no sentir frío, ni calor, estar relajado y seco, disponer de iluminación para trabajar o para hacer el amor, tecnología para alimentarnos y comunicarnos, sanitarios adecuados para aliviar cotidianas urgencias. Confort también implica que las mismas instalaciones que lo proveen no generen por ineficiencia y mal diseño, disfunciones como humedad, incendio, shocks eléctricos o el no tan banal y cotidiano reseteo de nuestras computadoras.

El cuarto requisito básico es que las construcciones tengan un envejecimiento noble y previsible. La elección de los materiales, el diseño de sus detalles, los modos de ejecución deben estar en función de la durabilidad. Poco importan bellas casas o magníficos edificios, que regocijan a nuestros clientes en la inauguración - siempre y cuando el precio final sea lo más próximo a nuestro presupuesto - si al año o a los diez el deterioro por la ineficiencia o incompatibilidad del material para la función para la cual fue elegido supera la tolerancia admitida por esos crueles personajes que eligen contratarnos.

El quinto compromiso es la buena construcción. Lo construido y sus procesos son también imprescindibles. Un buen detalle debe ser pensado desde quién y como lo va a ejecutar. El correcto proceso hace a toda buena construcción. Los solados no deben despegarse. Los revestimientos deben mantener su estabilidad. Los muros no deben agrietarse. Las cubiertas deben ser impermeables. Será invalido haber logrado una óptima relación con el exterior en una piel de vidrio si el punto de rocío determina condensación en el interior, generando malestar, humedad y disconfort.

Algunas consideraciones finales. Me formé en una cátedra que enaltecía el valor de la copia por sobre la originalidad, entendida a ésta en su vertiente acultural y rupturista. Originalidad valiosa en muchas circunstancias, cuando los vientos de la historia y sus cambios culturales lo requieren o cuando talentos excepcionales expresan sus ideas en destacadas y maravillosas obras.

Me refiero a la media, esa que a fuerza de empeño, sacrificio y no menos talento conforma la mayoría silenciosa de la matrícula profesional y a la cual invitamos a ustedes a integrarse.
Y en la media todo buen profesional copia. Copia desde la fuente inagotable de la cultura que pertenece. Se deja influenciar, disfruta, envidia, observa, admira, camina, aprende de los otros, consciente o inconscientemente. Como el lenguaje materno, la cultura de lo construido nos invade por ósmosis.

El problema no es copiar, sino evitar pensar. Tomar referencias, utilizar el copy and paste que google nos pone a la mano es legitimo y valioso. El problema es el copy and paste y nada más. Irreflexivo, acrítico y vulgar. La solución sería copy, paste but think it. Ningún problema se genera cuando tanto como estudiantes o arquitectos, ustedes investigan, buscan detalles, analizan soluciones ajenas, copiando y pegando. Siempre hay alguien que pensó antes y mejor que nosotros un problema. También lo habrá después, incluyendo algunas piezas de nuestra composición.

Pero si no piensan cuando copian y pegan, si no adaptan un detalle o una solución constructiva o proyectual a lo que efectivamente están necesitando resolver, de nada les servirá. Y es posible que en la universidad, sobre todo en esta universidad de la masividad indiscriminada, puedan zafar, aprobar la materia raspando. Pero en el duro escenario de las relaciones contractuales, económicas y sociales que se van a ver enfrentados cometan errores que no sólo harán pagar caros a sus clientes sean privados o estatales, sino también a ustedes mismos. Su credibilidad, su profesionalidad y en última instancia su patrimonio van a recibir el impacto. Y son olas que arrastran, complican y cuestan mucho remontar.

Ser profesionales y profesionales de la arquitectura implica un gran compromiso con la economía, la ecología, la tecnología y la sustentabilidad del hábitat artificial que compartimos y fabricamos día a día.

Estoy aquí para ayudar a pensar buenos espacios, buenos edificios, bien construidos, estables, nobles en su envejecimiento, confortables, tecnológicamente adecuados y económicamente sustentables.



Estoy aquí para aprender con ustedes.


Templo Amijai, Buenos Aires, Penedo Urgell Penedo arquitectos

NOTAS AL PIE
1 Materialización de Proyectos, MP, Cátedra Arq Viviana Miglioli, (materia obligatoria cuatrimestral). Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Universidad de Buenos Aires
.

viernes, 10 de julio de 2009

en algún lugar sobre el arco iris

Que puede unir a Keith Jarrett con Mercedes Sosa?
El arcoiris acompañando el último viaje de Alfonsina?
Dos pianos preludiando la eternidad?
Una voz compartiendo la melancolía?
La emoción derretida en los dedos de KJ o la coloratura de la voz mercedina?

Despues, de Arlt, los virus rabiosos de la desidia, la patria rescatada de salvajes y populistas y el amor por la lengua madre...
Sólo la música. Sin fronteras.



1. Keith Jarrett, Somewhere over the Rainbow, música de Harold Allen y letra de E.Y. Harburg, Tokio, 1984
2. Mercedes Sosa, Alfonsina y el Mar, música de Ariel Ramirez y letra de Felix Luna, Vídeo extraído de la película Argentinísima,1972.
COMENTARIO DESTACADO
Un espacio para rendir homenaje a los que complementan mis reflexiones

ana. dijo...
...y en este lugar del arco iris está tu espacio, Miguel y estás vos con la música que logra mágicamente que el otro lado (el mío, esta mañana de invierno) se encuentre con el tuyo.
Si hasta me parece oir a Alfonsina, que desde la confluencia exacta de cielo y mar, (tal vez el origen del arco iris) nos dice:
"Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos... En el viento, al pasar,
la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida ¿quién la recogerá? "

Un abrazo, Miguel
28 de julio de 2009 8:59

miércoles, 8 de julio de 2009

la patria en su encrucijada

La patria es el hogar de hogares.
A menudo hostil, expulsiva, implacable.

Otras muchas, cálida, acogedora y deliciosa.

La patria es nuestra tierra, pero mucho más es nuestra lengua, aquella que tiene a España en su génesis, su pasado y nuestro presente.
España tan peruana como uruguaya, tan mexicana como trasandina. Tan argentina. Hace tan sólo ciento noventa y tres años algunos solitarios y soñadores desafiaron al Imperio de los Dos Mundos. Al más grande y formidable imperio que jamás humanidad alguna concibió. Pero que una parte de él, a dios y sus gracias, no pudimos ni quisimos derrotar. Su lengua, nuestra madre lengua.

A través de ella, España nos legó lo mejor y lo peor de la españolidad, esa que junto a la italianidad y tanto barco abandonado por los mares se nos metió en los huesos hasta el tuétano.

En sus palabras: tramoya, traición, belleza, coraje, espanto, dulzura, resonancia, remembranza, letanía, ilusión, alegría, melancolía, crueldad, compasión, ilusión.

En esas únicas de eñes absolutas, extrañas a los oídos de un bengalí, australiano, ruso o camerunés: niño, mañana, cizaña, ensueño, risueño, patraña, cañaveral, viñedo, peñasco, ñaña, puño, terruño, engaño, pequeña, guadaña, hazaña... España.

Lengua que nos permitió inventar algunas como tango, canchero, compadrito, guita, fiaca, chanta, boludez, boletear, cafishio, cachufleta, cagazo, caretear, chabón, tano, dolape, cursi, fercho, faso, forrear, timba, luca, quilombo, minón, trolo, trucho, catramina...Argentina.

Lengua española, castellana, peninsular y castiza, de los reinos de León y Castilla, de los Andes, las pampas, el altiplano y las antillas. Sumamente cristiana, cristiana de la única y verdadera religión y tan mora, bereber y morisca, tan judía, conversa y marrana, tan italiana y tan latina.

Patria donde habitan juntos, día a día, unos rufianes llamados Cervantes, Lope de Vega, Calderón, Quevedo, Borges, Neruda, Gabriela Mistral, García Marquez, Perez-Reverte, Cortazar, Asturias, Alfonsina Storni, Machado, Hernandez, Galeano, Fontanarrosa, Benedetti, Alberti, Guillén, Martí, Lorca, Arlt, Sábato.... pardiez!!!

Los que forman nuestro hogar, nuestra verdadera patria.
Patria concebida por solitarios y soñadores hace tan sólo ciento noventa y tres años.
Patria grande, niña y pequeña, amplia y amena, limitada por sus cordilleras, aventurada hacia los cinco oceanos, adormecida sobre sus inmensas pampas, desplegada en su apiñada metrópolis.
Vital, compleja, contradictoria, creativa, arrogante, melancólica, adolescente...
...Argentina.

miguel sznajderman
8 d
e julio de 2009

Pienso en la patria como un sueño colectivo y complejo. Un sueño de personas que comparten sus destinos en un lugar determinado.
Determinado por sus sueños.
Con una bandera para colorear diversidades.
Con un himno para emocionar y aglutinar esperanzas.
Con próceres carnales transmutados en héroes cotidianos.

Una patria que dibuje un horizonte para meditar sobre el pasado, pero también para alcanzar y superar el futuro.
Una patria por construir.
Feliz día, patria.

Related Posts with Thumbnails