"La vida me enseñó que a veces no es posible seguir agarrado a las cosas hasta que duelan las manos, hay que saber soltar a tiempo, antes que el dolor sea caro para las manos y las cosas." Sammy Szusterman (1951-) argentino, arquitecto y amigo

martes, 1 de diciembre de 2009

hay que matarlos a todos !!!

- Hay que matarlos a todos !!!
- Hay que acabar con la pobreza !!!
- Hay que bajar la edad de imputabilidad penal.
- No me toquen a los chicos.
- Pero los chicos están siendo utilizados por bandas delictivas para matar.
- Los chicos son víctimas del sistema.
- Necesitamos mano dura.
- Ustedes necesitan un poco de mis duros palos.
- Más policía y represión.
- Más anarquía y liberación.
- Odio a los negros y a los putos.
- Odio a los blancos y a los oligarcas.
- Hay que incendiar a todas las villas miserias.
- Vamos a incendiar tus barrios.
- No quiero ver pobres en mi barrio.
- Quiero que mis pobres inunden el tuyo.
- Necesitamos más cárceles.
- Necesitamos más escuelas.
- Las escuelas no enseñan, los maestros están de paro.
- Los maestros tienen derechos, los niños pueden esperar.
- Que se pudran en las cárceles.
- Las cárceles son inmundas y antros de corrupción.
- La corrupción la administran ustedes.
- El clientelismo y el asistencialismo nos salvan.
- El clientelismo es inmoral.
- Inmoral sos vos facho asesino.
- Vos sos parte de la zurda loca manejada desde afuera.
- Ustedes son los culpables de nuestra miseria, reaccionario.

- No me digas así.
- Ni se te ocurra.

- Coincido, hay que matarlos a todos !!!
- Y yo también contigo, hay que matarlos a todos !!!

7 comentarios:

víctor (gato) dijo...

UN ABRAZO, Miguel.
Saco un poco de tiempo para saludarte después de larga pausa.

Me ha parecido un texto brillante, además de inquietante. A primera vista parece una sopa caótica. La sopa caótica en que vivimos. Pero éste no es más que el bello caos de la VIDA.

A veces es más que suficiente convertirnos en espejo, como hacen los autores de obras de teatro o los guionistas de cine, donde todos podamos vernos tal cual somos, sin el opaco filtro de nuestro EGO. Igual que nos ocurre cuando nos contemplamos pasando casualmente por delante de las cámaras de vigilancia de alguna de las grandes superficies y advertimos que nuestros movimientos y gestos son igual de vulgares que los del resto de los transeúntes y no tan regios ni imperiales como creíamos.
Tu texto se puede resumir en una palabra -LA EXCLUSIÓN- Va siendo hora de que empecemos a construir en la INCLUSIÓN. No podemos seguir construyendo eliminando a la otra parte, la que está enfrente. Y eso exige grandes esfuerzos y sacrificios y no continuar por el camino fácil. Ni el AMOR sería necesario, si no la mínima inteligencia para ver en el opuesto, también partes de verdad que incluso serían de utilidad. Y esto es, viéndolo por el lado más egoísta y primario. Sólo una mínima inteligencia es suficiente.
CONSTRUIR sin DESTRUIR, eso es. La PACIENCIA y la BUENA VOLUNTAD del maestro Daniel Barenboim.

Un abrazo.
Aun seguiré en bajo rendimiento durante una temporada.

jazzmen dijo...

Victor: me alegra tenerte por aquí luego de tan larga pausa.

Y no puedo sino contentarme con tu apreciación de lo inquietante y caotico del presente texto, además de que hayas detectado que entre tanto antagonismo que dejo intuir, se nos hace dificil tener la "inteligencia para ver en el opuesto, también partes de verdad que incluso serían de utilidad".

No sé si estoy pintando una aldea que pueda ser mirada en otras latitudes o estoy anegado en un oscuro provincianismo de fin del mundo, pero mi amado país (otrora faro de luz sudamericano)se está deslizando paulatinamente hacia un horizonte siniestro de enfrentamiento, exclusión, negación del otro y sectarismo.

un abrazo porteño
miguel

la stessa ma altra dijo...

Tiempos oscuros los que nos tocan, más tiempos oscuros... conste que no lo digo en tono depresivo...

jazzmen dijo...

myriam: en tiempos oscuros como los presentes, sólo nos queda iluminarlos con nuestras palabras, testimonios de la época.
besos
miguel

Félix dijo...

Ojalá sólo fuera un asunto local, un simple, como dices, “provincianismo del fin de mundo” (expresión que merece ser recordada). Ojalá…
Si la Tierra fuese plana, como todavía defiende algunos, dejaríamos de ser más meridionales o septentrionales, menos orientales o más occidentales, más negritos o blanquitos, más o menos mezclados, las derechas o izquierdas serían mera cuestión de “lateralidad”, más o menos leídos. De la pobreza y la riqueza no hablaríamos, la dejaríamos en “vías de desarrollo”.
A lo mejor hemos ocupado demasiado tiempo en intentar averiguar qué somos sin preocuparnos demasiado en dónde estamos o dónde debemos estar. Ya sé que me dirás que en las antípodas de las antípodas que no deja de ser un lugar tan lejano que está aquí mismo. Por qué será que siempre lo más importante está en la punta de la nariz y somos incapaces de verlo.
Y lo grave es que hemos olvidado a nuestros “mayores” y que ya en el XVI, “M”, nos decía: “Es necesario librarse de abrazar opiniones vulgares y que hay que juzgar por el camino de la razón y no por el del sentido común”.
Un saludo y hasta la próxima.

jazzmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jazzmen dijo...

Félix: También la frase que dice que "las derechas o izquierdas serían mera cuestión de lateralidad”, merece un recuerdo. La apropiaré indebidamente en todo debate que se me presente, sobre todo en la universidad, lugar que como sabrás predominan las buenas conciencias. Trataré de ser muy breve y sigiloso con esa idea-frase para evitar ser prendido en las "neo-hogueras" que encienden los nuevos guardianes de la pureza ideológica.
un abrazo
miguel

Related Posts with Thumbnails