"La vida me enseñó que a veces no es posible seguir agarrado a las cosas hasta que duelan las manos, hay que saber soltar a tiempo, antes que el dolor sea caro para las manos y las cosas." Sammy Szusterman (1951-) argentino, arquitecto y amigo

martes, 7 de octubre de 2008

tormentas y mareas globales


Mucho se ha hablado durante meses, sobre todo en medios especializados, sobre la existencia de una onda larga de la economía mundial, de signo positiva, referida al alza de los commodities, 1 gracias a la extraordinaria demanda de alimentos y bienes de las nuevas potencias, China e India. Y ello debido a un mejoramiento general de la economía en esos países, impulsada por la aparición de nuevas clases medias urbanas más sofisticadas y consumidoras.

Bonanza, crecimiento sostenido y sustentable, mayores niveles de empleo, grandes beneficios para países productores de alimentos y materias primas, eran las señales que difundían alegremente los medios de opinión y "conocimiento".

Nos encontrábamos ante un horizonte amplio, una ola larga y constante en que los beneficios se prolongarían y medirían en varias décadas, saltando por fin las contingencias de corto plazo.

Sin embargo, como si estuviéramos inmersos en una fenomenal nube de humo, el mundo asiste hoy a una colosal debacle financiera, de consecuencias aparentemente nefastas, donde toda anterior certeza se derrumba cual frágil castillo de naipes.

Recesión mundial, desocupación, stangflation (estancamiento con inflación) o deflación con contracción, parecen ser las nuevas tendencias económicas globales.

De pronto exegetas del liberalismo a ultranza defienden el intervencionismo estatal. Defensores de éste ultimo, festejan la "caída" de los países centrales y recuerdan sus "brillantes" pronósticos sobre las torpezas inherentes del capitalismo, sin aportar mejores soluciones que las limitadas por su apriorismo ideológico.

Pasamos sin solución de continuidad del optimismo más exagerado a un desesperante e impiadoso pesimismo.

Estamos ante el fin del capitalismo?
El fin de los EEUU?


O es que estamos viviendo uno de los más formidables ajustes en el universo de las relaciones internacionales, una transformación colosal del orden mundial, que la visión de corto plazo nos oculta y confunde?

En una entrada anterior hablé sobre las ondas largas de la historia.2 Indiscutiblemente los desarrollos históricos tienen la impronta de los micro-sucesos, estos es, acontecimientos extraordinarios que en apariencia, alteran las supuestas convenciones y los marcos de referencia.

Sin embargo, analizar imprudentemente el contexto, privilegiando la mirada corta y cómplice, obnubila la razón y desprecia la oportunidad de dimensionar de forma más profunda los hechos y sus circunstancias.
Pensar en ondas largas, es interpretar procesos de mayor duración, que permitan componer un panorama más amplio y complejo. Es tomar distancia, para aumentar la perspectiva y construir nuevas líneas de sentido, desclasificando la sobreabundancia de datos y cifras, liberándose de la maraña de opiniones oportunistas.

La gran crisis del mercado hipotecario americano, la caída de grandes bancos de inversión, el desplome de títulos y bonos, la inestabilidad cambiaria, el desequilibrio de la unidad europea, son síntomas y no causas de la gran transformación que estamos viviendo. La onda larga no se ha detenido, es sólo un pausa, que permite observar y determinar los nuevos paradigmas.

Pretender hacer futurología es una actividad tan tóxica como los créditos hipotecarios y tan futil que no resiste mayor análisis. Determinar si la crisis será pasajera o permanente es irrelevante. En nuestras cortas vidas, el impacto podrá ser mayor o menor, dependiendo de nuestra ubicación geográfica o social y de nuestras condiciones psicológicas.

En la vida larga de las naciones y sus interrelaciones, la crisis actual es sintomática y coyuntural. Sus causas son múltiples y sus consecuencias serán más profundas.

El fin del unilateralismo, el descenso del papel de los EEUU, más modesto, pero no irrelevante, la irrupción de una vieja gran potencia como China 3, el retorno de Rusia, la dudas de la Europa Unida, el ascenso a las grandes ligas de colosos como Brasil y la India, la consolidación de los "otros" bloques regionales, la incógnita de América Latina, son solo algunas de ellas.

Las nuevas restricciones al desplazamiento del capital financiero, la concentración bancaria en menos actores más poderosos, la revalorización de los estados como reguladores de la economía, la moderación del hiperconsumo, los reclamos por economías más sustentables y participativas, son algunas de las posibles circunstancias que se avecinan. Y todo en un nuevo marco global, no necesariamente más justo, pero sí más equilibrado.

Atravesando un mar tempestuoso, perdemos de vista la inmensidad del océano y sus grandes flujos y reflujos, donde la tormenta es sólo una pequeña parte de ellos. Tomar el catalejo para avistar el horizonte es una tarea más prometedora que saltar desesperadamente a los botes salvavidas.


1 Bienes que son "genéricos", es decir, bienes que no se pueden diferenciar entre si -generalmente: materias primas o bienes primarios. Ejemplo: el trigo que se siembra en Argentina es el mismo que se siembra en Estados Unidos. Ver www.econlink.com.ar/economia/balazadepagos/argentina/commodities.shtml.
2 En aquella entrada hablé del corto período de los EEUU como superpotencia unipolar (entre 1989 y 2008). Como análisis complementario se puede analizar la performance de las potencias en las Olimpiadas, que actúan como reflejo de la grandeza e importancia de los países en un determinado momento histórico. Las de Berlin (1936), anticipan la gran contienda que se avecina entre la Alemania nazi (33 medallas doradas) y USA (24). La participación de Francia (7) y Gran Bretaña (4) hablaba de la gran debilidad de ambos, en los años previos a la 2° Guerra Mundial.
Durante la guerra fría el medallero dorado se lo disputaban alternativamente los EEUU y la URSS. En las últimas de Beijing (2008) la posición de China (49 preseas doradas) supero a las de USA (34) y el subsiguiente desempeño de Rusia (23) marca su retorno al firmamento de las potencias.
3 China, de la que paradojicamente se habla poco como actor en esta crisis, tiene en estos momentos una extraordinaria liquidez y un enorme superavit comercial que la va a transformar en uno de los grandes "dueños" de la economía americana. Junto al motor extraordinario de su capital humano no es aventurado predecir que en pocas décadas dejara el actual lugar de potencia para subir otro escalón más.

7 comentarios:

Soportándome dijo...

Esperemos que el nuevo paradigma sea más equilibrado. Supongo que el nueve paradigma ante el fracaso de los anteriores tendrá que ser construido un poco desde todas las perspectivas. Incluyendo microrrealidades. Si no, dudo que pueda ser equilibrado.

Dr.Krapp dijo...

Cuando el crack de la bolsa del 29, los expertos no se cansaron en señalar anticipadamente que aquel proceso era posible ya que se vivía sobre un terreno demasiado inestable.
Hay que recordar que entonces la bonanza fue producto de los beneficios obtenidos por una gran potencia, Estados Unidos, tras la Primera Guerra Mundial. Ese dinero financió la dificil reconstrucción europea, sobre todo la alemana, el país fuera de Estados Unidos que más sintió la crisis del 29.
Ahora, por cierto trastoque de perspectivas, somos el resto del mundo los que hemos financiado las "alegrías" norteamericanas bajo la, una vez más equivocada, teoría de que el beneficio nunca tendrá un final.

Gonzalo Del Barrio Rico-Avello dijo...

Un blog muy interesante.Saludos

Faroni dijo...

Estaba leyendo algunos datos sobre un informe de la FAO, 854 millones de personas están subalimentadas, no ha habido ninguna mejora en los últimos diez años. Y todo esto da que pensar. En este mundo globalizado, en recesión económica, con crisis galopantes, me ha dado por pensar cómo van sufrir estos “inconvenientes” esos 854 millones de personas. Posiblemente pierdan el trabajo que no tenían, la ropa que nunca compraron, la comida que jamás llegó a su boca, a lo mejor pierden la chabola por no poder pagar la hipoteca, evidentemente perderán los ingresos bancarios que nunca realizaron.

jazzmen dijo...

La actual crisis financiera permite muchas lecturas no excluyentes entre sí, ni totalizadoras per se.
Yo sólo puse el acento en una de ellas: la profunda reconversión del orden mundial.

Bienvenidas todas las otras visiones para enriquecernos y observar el panorama con múltiples catalejos. Es la mejor forma de construir sentidos más amplios y profundos que los que diariamente nos imponen los "inimputables" medios de comunicación globales.

un abrazo
miguel

lisebe dijo...

Tan solo quiero aportar un poquito de mi experiencia personal en este tema, por trabajo he tenido que vivir en diversas partes de este mundo, y aunque diferentes paises todos coinciden en una cosa, que el motor que mueve al mundo es el dinero, la economia y si las grandes economias mundiales no funcionan las demás se van al garete.

Desgraciadamente, en este mundo el que tiene más siempre tendrá más. y el pobre siempre será pobre.En paises como Portugal por poner un ejemplo, no existe la sociedad media, existe la alta o la baja, en Africa donde hay tanta riqueza natural la gente se muere de hambre, cuando estuve en Kenia, la gente te pedía ropa por la calle, ya no digo nada de alimento.

Y hay una frase muy popular que dice " que el pez grande se come al chico" es esto lo que hay y por mucho que se hagan congresos mundiales en contra de 'esto' de 'aquello' la realaidad es que continuamos en la misma tónica, los paises ricos se están comiendo a los más pobres y desvalidos.

Una realidad dificil de alterar, el paradigma equilibrado no creo que exista nunca.

Saludos Miguel

Naturguru dijo...

Jazzmen, comparto muchas de tus incertidumbres y estoy de acuerdo en que muchos no vemos el verdadero problema.

En mi humilde opinión podemos estar empezando al fin e inicio de una nueva estructura social/económica.
Me refiero al capitalismo. Esta estructura sólo ha servido para que los más ricos , lo sea aún mas, y los pobres mas de lo mismo.
Espero un cambio en la estructura.
Gracias
Naturguru

Related Posts with Thumbnails