"La vida me enseñó que a veces no es posible seguir agarrado a las cosas hasta que duelan las manos, hay que saber soltar a tiempo, antes que el dolor sea caro para las manos y las cosas." Sammy Szusterman (1951-) argentino, arquitecto y amigo

miércoles, 10 de septiembre de 2008

las ondas largas de la historia


Estoy internándome por primera vez, por los asombrosos laberintos de Fernand Braudel. 1

Una forma apasionante de interpretar la historia, a través de los tiempos largos, de las continuidades de las civilizaciones, de la prevalencia de lo estructural sobre lo coyuntural, de la notable influencia de la geografía en los procesos históricos. Amen de los aportes de la economía, la psicología social, la sociología, el mundo del arte, las ideas y las mentalidades colectivas.

Las Civilizaciones actuales escrita en 1962, describe magistralmente las cuatro civilizaciones que interactúan en la actualidad: El Islam, el África negra, El Extremo Oriente (India, China, Indochina y Japón) y Occidente (la vieja Europa y las nuevas Europas de ultramar: los EEUU y América Latina).

En sus primeros capítulos desarrolla una gramática de las civilizaciones a los fines de comprender los alcances de la interpretación histórica de las mismas.

Braudel caracteriza en tres tiempos, los estadios del análisis historiográfico.
El "tiempo corto" o episódico, el "tiempo medio" o coyuntural y el "tiempo largo" o estructural.

El primero se organiza en base al relato de los eventos políticos o militares, la historia evenemencial. Crónica del evento, del acontecimiento fraccionado, base fundamental del lenguaje mediático moderno. Relato fragmentado, anegado de imágenes, bruma constituida por hechos relevantes o irrelevantes y por una cierta espuma de la historia, "que se borra tan pronto como ha sido leída, (que) nos deja muchas veces con hambre e incapaces de juzgar y de comprender" 2

El segundo, el de los tiempos medios, los acontecimientos tomados como bloque (la segunda guerra mundial, la revolución francesa, la revolución industrial, el romanticismo, la era de los tratados desiguales en China), compactos cuya unidad de medida debe ser tomada en varios decenios, pero que permiten su comprensión ampliada gracias al desprendimiento de sus detalles más superfluos.

Y finalmente el tercero, que da sentido y organización a la historiografía braudeliana, esto es la historia "larga y lenta", necesitada de grandes espacios temporales y geográficos, una historia de longevidad y permanencias donde, para citar un ejemplo, ..." la Revolución Francesa es sólo un momento, aunque esencial de la larga historia del destino revolucionario liberal y violento de Occidente". 3

Braudel es apreciable por su ruptura con el "eurocentrismo", al presentar el análisis de las diferentes civilizaciones, en planos más igualitarios. Al ser poco afecto a los tiempos cortos, correlato de eventos que interesan tanto al cronista antiguo o al periodista "des-informador" del presente, uno asiste a un escenario más abarcador, amplio y totalizador.

Resulta clarividente al analizar las grandes olas de las dos civilizaciones más longevas del Lejano Oriente (China y la India), ya que al observar sus grandes movimientos estructurales, y explorar la permanencia y vigencia de sus "viejas civilizaciones", vaticina con notable anticipación las potencialidades inmanentes de los dos colosos asiáticos.

Destella en sus paginas la enorme influencia del mar como canalizador del intercambio multicultural, las ventajas comparativas que han tenido las sociedades abiertas al mismo y las colisiones, aportes e interferencias generadas por el "encuentro" inevitable de civilizaciones.

Si bien todavía no entré en los capítulos finales referidos a las "otras Europas" (América del Norte, nuestra América Latina y la ex URSS), me permito hacer leve una inferencia personal.

Si Braudel viviera, consideraría como un episodio menor, casi como un "no acontecimiento", el pequeñísimo período de superpotencia unipolar de los EEUU 4 (solo 19 años de soledad entre la caída del muro de Berlin y la visible emergencia de potencias "largas y perecederas" como China o "tardías y estables" como Rusia). Una leve brisa en la tormentosa historia de los imperios.

No es un invento actual, ni exclusivo de los últimos siglos, el concepto de "Balance of Power" que dice que ..."En cuanto un Estado parecía demasiado fuerte, ... sus vecinos se colocaban todos en el otro platillo de la balanza para hacer contrapeso y obligarle a adoptar una actitud más prudente y mesurada" 5. No es descabellado considerar al mundo presente como un vecindario extenso, gracias al efecto unificador de las comunicaciones instantáneas.

Los "no acontecimientos" se nos presentan ante nuestras "cortas vidas" como absolutos, veraces y trascendentes, pero en la comprensión histórica de las circunstancias humanas no dejan de ser fugaces y pasajeros, algo así como ..."meras espumas, crestas de olas que animan superficialmente el potente movimiento respiratorio de una masa oceánica, destellos luminosos que atraviesan la Historia, olas que alzan las mareas en su potente movimiento" 6, según las bellísimas metáforas naturalistas de Fernand Braudel.

Libro complejo y muy bien escrito, recomendable para espíritus inquietos e inconformistas, apasionados por la historia, buscadores de certezas, negadores de verdades reveladas.

Como última reflexión, deberíamos preguntarnos si no estamos inmersos en una dinámica de "tiempos cortos", abrumados por la brutalidad informativa, asfixiados por la exuberancia estéril de imágenes y noticias, ahogados en un presente eterno y vacuo.

Lo cual nos lleva a pensar, como es que podremos construir sentido, instaurar, divulgar y compartir conocimiento, conformar ciudadanía o simplemente desarrollar una humilde comprensión del mundo, partiendo de la fragmentación, la dispersión, la confusión y la vulgarización que nos ofrecen, tanto las corporaciones mediáticas como los instrumentos "universales y participativos" como Internet.

Pero eso será para otra "historia".

1 Fernand Braudel (1902-1985) especialista del Mediterráneo, pertenece a la corriente francesa de "Escuela de los Annales" (Annales. Histoire, Sciences Sociales) fundada por sus maestros Lucien Febvre y March Bloch, que revolucionó la historiografía del siglo XX, al considerar gravitante el aporte de las otras ciencias sociales, conformando "una historia total" más compleja y rigurosa que aquella que acentúa el exclusivo aporte tanto de los factores políticos como de sus actores sociales más destacables. Escuela que evolucionó con el aporte de las ideas colectivas y sus mentalidades, el arte, la vida privada, la antropología, etc. y que tiene en la actualidad a medievalistas como Jacques Le Goff, académicos como Pierre Nora y Alain Corbin, entre otros.
2 Braudel, Fernand, Las Civilizaciones Actuales, Editorial Tecnos, 1986, pg. 41

3 Ibidem
4 Hablar de un "no acontecimiento" no es negar su existencia, sino ubicarlo dentro del contexto de la onda larga, donde sus efectos y consecuencias puedan medirse atravesando lo meramente coyuntural. El caso de la historia imperial de los EEUU deberá ser comprendido en una perspectiva más amplia, en todos sus procesos económicos, así como la ganancia y perdida de sus áreas de influencias, las implicancias sociales y diplomáticas, el ascenso y caída de una cierta "visión democrática" del mundo, tomando un período que nace indiscutiblemente en 1945 con el fin de la 2° Guerra Mundial (pero que cuenta con resonancias muy anteriores) y sigue vigente hasta nuestros días. El análisis estructural no niega el evidente dramatismo del contexto al que me refiero (supuestos atentados del 11/09, invasión militar a Irak y Afganistan, violación internacional de derechos humanos, conculcación interna de derechos civiles, colosal déficit presupuestario, crisis hipotecarias, etc.)
5 Braudel, Fernand, Las Civilizaciones Actuales, Editorial Tecnos, 1986, pg. 350
6 Moradiellos Garcia, Enrique, Fernando Braudel (1902-1985) La historia sin sujeto, El Catoblepas, Revista Critica del Presente, Numero 4, junio 2002, pg 1

5 comentarios:

daniela dijo...

una consulta. cómo hiciste para poner la playlist en tu blog? ya ingresé mi nombre de usuario y clave en playlist, pero no sé cómo poner la lista en el blog. Muchas gracias!
www.prosaplebeya.blogspot.com

jazzmen dijo...

Daniela: Desde tu cuenta (my account) entrá en el vinculo "add myspece or facebook". Selecciona la opcion 5: "Get the code for any other social network, blog or your own personal website", aparece tu playlist, la seleccionas y te aparece una pantalla de opciones,luego elegí "get code" y copia y pega el texto html en tu pagina. Usa el gadget correspondiente al diseño de tu página. Lo podes ubicar arriba o en un costado.
espero que te sirva
besos
miguel

daniela dijo...

muchas gracias, ya lo pruebo.

daniela dijo...

ahí puse mi playlist, funcionó! puse un solo tema. ahora voy a investigar si para poner otros tengo que volver a hacer toda la operación (colgar el html en la plantilla) o si cuando agrego cosas en la página de playmusic se agrega de manera automática.
Gracias nuevamente.

jazzmen dijo...

Gracias Oscar G.B. por haberme regalado este libro hace dos años.
Sin tu aporte y el amor de tu papá por la historia general y por Braudel en particular, jamás lo hubiera leído.
un abrazo
miguel

Related Posts with Thumbnails