"La vida me enseñó que a veces no es posible seguir agarrado a las cosas hasta que duelan las manos, hay que saber soltar a tiempo, antes que el dolor sea caro para las manos y las cosas." Sammy Szusterman (1951-) argentino, arquitecto y amigo

lunes, 26 de abril de 2010

un poco de fuego no les vendría mal

El Jefe sonrío nuevamente. Los muchachos no lo defraudaron. El sería generoso con ellos, como lo es desde hace tres años, cuando los mando a romper oficinas, amedrentar empleados y violar datos estadísticos.
Esta vez hubo que frenar a ese puto periodista que se la da de investigador. 
Mañana tal vez tenga que subir la apuesta.
Un poco de fuego no les vendría mal.

NOTA AL PIE
Para más información aquí  aquí aquí  o  aquí aquí , pero nada, nada, nada por  aquí

Este post tiene 470 caracteres. 
Si no pudo leerlo, es que no tiene los 140 caracteres twitteables.

2 comentarios:

Dr. Krapp dijo...

Los matones sirven mientras son necesarios, luego cuando las circunstancias cambian son los primeros en ser eliminados. Estoy recordando lo que Hitler hizo con sus cuerpos de asalto las S.A. nada más llegar al poder. Eran demasiado brutos e incontrolables, necesitaba algo más sutil como las S.S. y se los cargó a todos.

jazzmen dijo...

Perón también utilizó a sus "formaciones especiales" en los años de su largo exilio. Y cuando siendo nuevamente presidente, avizoró el intimidante poder de sus "queridos montoneros" se los cargó con su grupo parapolicial de extrema derecha la siniestra triple A (pocos saben que el General la formó en vida), luego de haberlos echado de la Plaza de Mayo en un famoso acto de 1974.
Este gobierno, sin llegar a la locura de aquellos años de plomo (1970-1983) tiene sus grupos de choque por izquierda (Quebracho, Luis D'Elia y piqueteros afines, televisión "pública") y sus medios de comunicación por derecha (InfoBae, Canal C5N). A cual se cargará primero?

Related Posts with Thumbnails