"La vida me enseñó que a veces no es posible seguir agarrado a las cosas hasta que duelan las manos, hay que saber soltar a tiempo, antes que el dolor sea caro para las manos y las cosas." Sammy Szusterman (1951-) argentino, arquitecto y amigo

miércoles, 10 de agosto de 2011

si esto es un hombre

Primo Levi 1917-1987


Los que vivís seguros
En vuestras casas caldeadas
Los que os encontráis, al volver por la tarde,
La comida caliente y los rostros amigos:
Considerad si es un hombre
Quien trabaja en el fango
Quien no conoce la paz
Quien lucha por la mitad de un panecillo
Quien muere por un sí o por un no.
Considerad si es una mujer
Quien no tiene cabellos ni nombre
Ni fuerzas para recordarlo
Vacía la mirada y frío el regazo
Como una rana invernal.
Pensad que esto ha sucedido:
Os encomiendo estas palabras.
Grabadlas en vuestros corazones
Al estar en casa, al ir por la calle,
Al acostaros, al levantaros;
Repetídselas a vuestros hijos.
O que vuestra casa se derrumbe,
La enfermedad os imposibilite,
Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.

(Primo Levi, Si esto es un hombre, 1947)

4 comentarios:

la stessa ma altra dijo...

Gracias.

Gianluca Giarola dijo...

Ciao,
Primo Levi resta uno, se non il migliore, degli scrittori e narratori dell'Olocausto. Conosco tutti i suoi scritti e ho presentato una tesi di studio su di lui alle scuole superiori (molti anni fa).
Ebbe il coraggio e la forza interiore di raccontare senza condannare, quasi a monito della possibilità che tutto si ripetesse. Purtroppo si é ripetuto ancora.
Un caro saluto

Félix dijo...

“El hombre es de tal condición y naturaleza que, para subsistir y alcanzar su más alta perfección, tiene necesidad de santísimas cosas que es imposible que viviendo uno aisladamente se ocupe de todas; al contrario, necesita de compañeros, cada uno de los cuales se ocupe de algo que los otros necesitan. Uno cualquiera estaría en situación idéntica a la de otro cualquiera. Imposible que el hombre obtenga la perfección para la que sus dotes naturales fueron creadas a no ser formando sociedades generales y muy variadas donde mutuamente se ayuden y se ocupen unos a favor de otros, de parte de lo que necesitan para vivir. Se asocian, pues, para así poder encontrar en la labor de todos lo que necesitan para que cada uno subsista y obtenga la perfección”.
Comentario de un “pato negro”, perdido y olvidado, precisamente por haber hecho correctamente su labor, pero eso ocurrió hace mil años y es otra historia
Abu Nasr al-Farabi nació en el siglo X.

jazzmen dijo...

Adoro a los "patos negros" como al-Farabí. La incorrección como norte en un mundo que ha perdido el suyo.

Un abrazo

Related Posts with Thumbnails