"La vida me enseñó que a veces no es posible seguir agarrado a las cosas hasta que duelan las manos, hay que saber soltar a tiempo, antes que el dolor sea caro para las manos y las cosas." Sammy Szusterman (1951-) argentino, arquitecto y amigo

domingo, 22 de febrero de 2009

hommo videns, ex sappiens


Gaza ya fue abandonada por la prensa. Su espacio es hoy ocupado por la ola de calor que agobia Buenos Aires, los incendios e inundaciones australianas, las ominosas declaraciones negacionistas del obispo Williamson, las caricaturas racistas del New York Post de un tal Murdoch, las reiteradas caídas de la riqueza de los inversionistas anónimos de Wall Street y los bellísimos elefantitos siameses de Tailandia.

- Pero si no han nacido elefantes siameses en Tailandia.

- Si no han nacido, pues, ya nacerán.

- Pero es que Ud. lo comenta como una noticia verdadera.

- Vaya escéptico, acaso son verídicas las otras que le comenté? Y verdadera se escribe con b larga, imbécil !!!

La humanidad correrá otra página de sus crónicas cotidianas. Así seguiremos construyendo "istorias" sin haches ni mayúsculas. Sin comas, ni pausas, sin signos de admiración, esperanza, interrogación u horror. Sin sentido alguno. Hoja sobre hoja, texto sobre texto, confundiendo, ocultando, eludiendo. Mirando telediarios de 24 horas.

- Es deber suyo estar informado y conocer todo lo que ocurre en el mundo. Es propio de toda persona culta, instruída y actualizada.

- Pero, para qué quiero enterarme de los elefantitos siameses de... donde queda Tailandia?

- Y para que quiere saber lo wall street, robert murdoch, el obispo ese que no me acuerdo que estaba negando y el otro joven negro que se las da de presidente. Para pertenecer al mundo, idiota!!

- Pero, ... y Gaza? Los muertos, los heridos, los niños, el abandono, el miedo, el dolor, el valor, el ....

- Ya fue, zopenco, y ocupese de lo nuevo que le estamos informando.

Y así pasarán gaza bombardeada y los trenes equivocados de atocha y el tsunami con sus pobrecitos europeos y sus desconocidos asiáticos y la demolición controlada del 11/9 y unos extraños terroristas espolvoreando londres y policías londinenses equivocándose en las tripas de un inútil brasilero e irak cargada de furia y pavura y afganistán con sus montañas evaporadas y los tutsi asesinados en ruanda y el napalm pintando vietnam y y los khmer rouges despachándose burgueses y la plaza tian am men inundada de rojo y el ejercito rojo violando alemanas y el zar iosif congelando propios y extraños en sus rojos gulags y los arios y rubios ese ese llenando hornos y obturando fosas comunes con judíos y gitanos y adolfo limpiando de dementes y paralíticos la tierra sagrada del reich y alemanes por un lado y rusos por el otro devorándose poblados polacos con sus niños adentro y millones de ucranianos aplastados por el hambre primero y por los tanques después y las incursiones británicas de los mil bombarderos chamuscando dresde y hamburgo y cuanta carne viva se interponga y el enola gay desparramando lluvia negra y muchísimo calor en la soleada hiroshima y los ustachas croatas acogotando malditos serbios y los malditos serbios limpiando de su etnia a los sucios bosnios y la otan bombardeandolos a todos y el joven mussolini fusilando partisanos y el viejo franco limpiando comunistas y los comunistas despellejando curas y los curas despachando hogueras y esa parte humana tan humana construyendo divina humanidad.

Y también pasarán al olvido hannah arendt y y margarite buber-neumann y albert einstein y jonas salk y albert schweitzer y albert sabin y miguel angel y leonardo y groucho marx y walt whitman y cristoforo colombo y alba tomas edison y miguel de cervantes y william shakespeare y miles davis y john lennon y mozart y erik satie y alfred hitchcock y vassili grossman y primo levi y mahatma ghandi y ava gardner y frank sinatra y simon bolivar y san martín y mariano moreno y danton y victor hugo y alejandro dumas y jean jacques rousseau y nelson mandela y martin luther king y malcom x e ingmar bergman y federico fellini y enrique santos discepolo y astor piazzolla y federico garcia lorca y fernando fernan gomez y luis buñuel y victor frankl y baruch spinoza y ray charles y billie holiday y louis armstrong y duke ellington y roberto goyeneche y miguel angel asturias y j.r.r. tolkien y paul klee y joan miró y le corbusier y george gershwin y juan xxxiii y averroes y ali ibn arabí y moisés de leon y alfonso x y san francisco de asis y george harrison y jimmie hendrix y cole porter y vasili kandinski y walter gropius y antoni gaudí y winston churchill y buster keaton y walter benjamin y ludwig van beethoven y oscar wilde y vincent van gogh y y farncisco goya y paul gaughin y pablo picasso y johann sebastian bach y jorge luis borges y miles, miles y miles de futuros desconocidos que de tanto en tanto algún oscuro editor de televisión rescatará en 4 veloces segundos, el aporte invalorable que nos han legado.

Junto a los encantadores elefantitos siameses de un país llamado tailandia. Ubicado en la lejana europa.

9 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

"Siempre nos quedará París". Ese París irreal, que quizá nunca ha existido más allá de la mente de Rick y su amada Ilsa, pero que es necesario para seguir viviendo más allá de la pantomima de lo real y lo necesario".
Necesitamos un París imaginario, producto de nuestra mente o de nuestros recuerdos, prudentemente alejado de las autopistas de la información.

Soportándome dijo...

istorias que duelen.

Félix dijo...

Ya sé que es desalentador…pero no voy a dejar de leer las razones de Arendt, los escritos sobre la paz de Einstein, el pensamiento de Benjamin, los relatos de Zwig, las biografias de Ludwig, etc.
Ya sé que es desalentador…pero no voy a dejar de escuchar los contrapuntos de Bach, ni la música masónica de Mozart, ni las sonatas de Beethoven, ni “Schelomo” de Bloch, ni “La consagración de la primavera”, ni la querida música de jazz.
Ya sé que es desalentador…pero no voy a dejar de admirar los templos griegos, ni aquella pequeña iglesia románica, ni las esbeltas torres góticas, ni las ideas de la Bauhaus o el retorcimiento de Gaudí, no quiero olvidar el alfabeto de los gigantes.
Ya sé que es desalentador…pero no voy a dejar de visionar esas películas olvidadas, los silencios en Murnau, El Golem, los culpables de Hichtcock, “El hombre tranquilo”, aquel film que jamás puede recordar.
Ya sé que es desalentador…pero no voy a dejar de pasear por calles y plazas solitarias, alejándome del último local de moda, de la gente.
Ya sé que es desalentador…pero no puedo evitar seguir riéndome de las ocurrencias de los Marx, ni del estoicismo de Keaton, ni de la afilada pluma de Wilde.
Ya sé que es desalentador…pero no puedo dejar de compartir la soledad de Churchill, en un Parlamento que no quería escucharle cuando advertía de los peligros que se avecinaban, o la de miles de personas que al echarlos de un lugar no los querían admitir en otro.
Ya sé que es desalentador…pero no voy a dejar de disfrutar de los paisajes de Gauguín o los colores de Van Gogh, de los aquelarres de Goya, de Picasso o la inocencia de Miró.
Ya sé que es desalentador…pero no voy a renunciar a escribir un artículo y titularlo “hommo videns, ex sappiens” y explicarlo todo, aunque sea en minúsculas, aunque tenga la seguridad que alguien me enviará un comentario como este y tenga la obligación de publicarlo.

el gato estepario dijo...

Bienvenido, Miguel. Se te echaba de menos.

Una reflexión muy acertada y veo que escrita con desilusión y algo de rabia contenida, o cuando menos con decepción.
Es totalmente cierto, Miguel. La sociedad está en brazos de los poderes mediáticos. Es realmente difícil abstraerse de la tremenda borrachera diaria en que nos sumergen y que voluntariamente aceptamos sumergirnos todos.
Ya todo, -casi sin excepción-, se ha convertido en material fungible, como cualquier materia prima de cualquier fábrica. Lo de hoy, ya no es noticia mañana. No se profundiza en la calidad de las cosas, sino en la mayor cantidad. Ya no se persigue ese viaje a la Itaca soñada, ese viaje único, sino conocer el mayor número de ciudades, aunque sea superficialmente y cogidos de la mano de un guía. Todo el mundo conoce las mismas cuatro ciudades y de la misma manera. Todo el mundo se ha leido a los cuatro best seller que más se venden y que se apilan en montañas en las librerías. El mundo se ha convertido en un gran parque temático de atracciones -artificial-, pero nadie se sale del parque para conocer la verdadera realidad.

En fin, Miguel, tanto que hablar al respecto... Y tanto que cambiar y que recupera,... Desde los primeros pasos de los niños en las escuelas.
De todas formas, creo que esta crisis, más seria de lo que se piensa, va a obligar a todos, a rectificar y emprender un nuevo tipo de humanidad, que el mismo planeta está exigiendo de manera inmediata. Repito, será de una manera obligatoria y seguramente dramática, pero necesaria para la pervivencia de este planeta.

Tus listados han sido fantásticos. Gracias por los nombres españoles que me tocaron, jaja. Pero he echado de menos a algunos grandes compatriotas tuyos. Borges, Piazzolla, ( y el maravilloso Dino Saluzzi, del que tengo casi todos sus discos...

Un fuerte abrazo.

lisebe dijo...

Miguel:

Tan solo puedo pasarme un momento para decirte que pases por mi blog Lisebe que tienes que recoger dos premios.

Después con más calme te leo mi amigo.

Besitos

Patrycia dijo...

buenisimo tu espacio!

y la musica que seleccionaste me gusto!!!


beso

Patrycia

ana. dijo...

Querido Miguel: cómo te extrañé!
Leerte me parece estar hablando conmigo misma, no puedo agregar nada a lo que escribiste (siempre lo decís mejor que yo). Leyéndote recuerdo grandes personas olvidadas o acontecimientos que apenas ocurridos ya daban lugar a otra noticia, a otra manera de desviar la atencion...que de eso ese trata, finalmente. No obstante, aquí está tu espacio, más fuerte que nunca y estás vos con esa mirada fantástica sobre el mundo. GRACIAS!!!! Un abrazo.

MBI dijo...

Sí, estoy con el doctor..y si no existe Paris vivamos como si existiera.

jazzmen dijo...

dr. Krapp y MBI: Siempre existirá Paris como cauce de ensueños y anhelos igualitarios. Paris nos acompañará como Stalingrado, capital de todas las tragedias. Nuestra vida, por lo menos en la cooordenada social y política de ella (que gracias a Dios no es la única) se situaría en un imaginario cruce de caminos entre Paris y Stalingrado.

soportandome: colocarle la hache a la historia es como tratar de que abandone su condición de muda y alentar a que comience a hablarnos. Traer el recuerdo de millones de seres que reclaman un lugar, lejos del olvido y la confusión.


Felix: el arte, la poesía, la literatura, el cine y nuestra amada música de jazz son como esas carreteras que no conducen a ninguna lado. Son todo lo contrario del utilitarismo, son vanas, inutiles y cruelmente banales.

Por esos nos son tan necesarias. Viajar por sus caminos, disfrutarlas, amarlas, desearlas es lo que provee a nuestras vidas de valor, de sentido, de amor. Son nuestro norte (en acepción latinoamericana) la inevitable dirección de nuestras vidas.

Tan desalentadoras, que lo único que hacen es alentarnos a seguir vivos.
Pd: maravilloso tu comentario. Merece pertenecer a la nota originaria.

Victor: es un placer tenerte por aquí, aún como un gato estepario.
Tal vez mis letras dejen entrever cierta desilusión o rabia. Pero no.

No es rabia, ni odio, ni desilusión lo que me anima. Es la pasión por conocer, esclarecer, divulgar, compartir y aprender.

Tener un ojo puesto en la superficie de la realidad y el otro husmeando en la profundidad de esa superficie.

Es muy posible que la mayoría de nuestros congéneres se deleite únicamente con los siete cuentos de harry potter para volver a cerrarlos, dejando encendidos solamente sus aparatos de TV (que pos supuesto yo no apago).

Por eso mi anhelo de ampliar la inmensidad de nuestra condición "minoritaria".
Ah,y no me olvidé de nuestro amado Piazzolla, en cuanto a Dino Saluzzi, tal vez uno de los más grandes músicos argentinos, no lo incluyo en la lista ya que por suerte aún nos acompaña.

Lisebe: muchísimas gracias por los dos premios, sobre todo por las razones que das para concedérmelos.
Una aclaración: no sigo la cadena más por pudor que por descortesía.

Patrycia: gracias por tu comentario, estas invitada a compartir tus ideas, emociones y sentimientos.

ana.: me sonrojo un poco por lo excesivo de tus elogios, que desde ya te los agradezco infinitamente. Así como es menester recordar nuestras afectos que hoy no están, integrar también a las maravillosas personas que nos antecedieron es como un antídoto contra la infamia y el olvido.

Related Posts with Thumbnails